Alberto Acedo, Cofundador de Biome Makers

Entrevista
Alberto Acedo, Cofundador de Biome Makers

‘Uno de nuestros objetivos es que los enólogos dispongan de herramientas para desarrollar una enología de precisión’

Biome Makers Inc. es una empresa biotecnológica nacida en los Estados Unidos, en concreto, en Silicon Valley, que tiene sus laboratorios en San Francisco y Valladolid, donde además tiene toda la actividad de desarrollo. Está especializada en el análisis integral del microbioma de los procesos enológicos, agrícolas e industriales mediante técnicas genómicas avanzadas de secuenciación de ADN. Para que nos explique las líneas de negocio en las que están trabajando y algunas cosas más, hablamos con uno de sus cofundadores, Alberto Acedo.

 

¿Qué es un microbioma y en qué consiste la cata del microbioma que están desarrollando?

El microbioma es el ADN de los microorganismos o microbiota que habitan en los suelos agrícolas. Está en simbiosis con las raíces de las plantas, e influye en el desarrollo de los procesos culturales y productivos. El propósito de Biome Makers es conocer y entender el comportamiento de las comunidades microbianas en los distintos procesos de producción con el fin de hacer accesible esta información para que los agricultores mejoren la eficacia y la eficiencia en los procesos, así como la mejora cualitativa de los productos finales. En la vitivinicultura, uno de nuestros objetivos es que los enólogos dispongan de las herramientas necesarias para desarrollar una ‘enología de precisión’, y así conseguir vinos más auténticos, fomentar el respeto por el medio ambiente y sumar esfuerzos por la sostenibilidad y ralentizar el cambio climático.

La cata del microbioma es una herramienta que se fundamenta en la idea de cómo construir un suelo a partir del perfil organoléptico y las características de un vino, así como la puesta en valor de la comunidad microbiana mediante un sistema de trazabilidad inversa. Es decir, es un modo de generar formación e información del microbioma en una puesta en escena donde demostramos cómo los microorganismos hallados en el suelo vitícola influyen en el desarrollo y definición sensorial de los vinos.

¿A qué y a quién va orientada?

La cata del microbioma está orientada a viticultores, enólogos y público en general, como una herramienta para comunicar la influencia de los microorganismos en el proceso de elaboración de un vino y en las labores culturales aplicadas a un viñedo.

Háblenos de WineSeq, una tecnología que mide diversas variables que afectan a la producción y calidad del vino.

WineSeq es una tecnología propia, es el desarrollo tecnológico de Biome Makers destinado al sector vitivinícola. Se trata de una técnica única en el mundo, que permite conocer y monitorizar las comunidades microbianas a lo largo del proceso de elaboración de los vinos.

El vino es el resultado de un proceso fermentativo por el cual un conjunto de microorganismos (bacterias y levaduras) interactúan con el mosto hasta transformarlo en vino. Gracias a WineSeq hoy es posible hacer una identificación completa y precisa de estos microorganismos sin necesidad de cultivarlos en el laboratorio, obteniendo directamente su ADN.

Se trata de un nuevo modo de entender la enología moderna, innovador y disruptivo, que a través de factores objetivos y cuantificables permite comprobar y comparar las similitudes o diferencias existentes entre los perfiles biológicos de un viñedo, es decir, entre las comunidades microbianas que lo habitan, así como su abundancia y diversidad. De este modo podemos ‘medir’ la salud y la calidad de un viñedo, lo que también impacta en el valor del mismo.

Este hecho no solo ayuda a reducir los riesgos microbiológicos, previniendo posibles enfermedades en el viñedo o contaminaciones en la fermentación. También permite conocer la presencia de ciertos microorganismos indicadores del potencial fermentativo del viñedo, que hemos definido como Micro–Winemakers, permitiendo realizar una enología de precisión que incrementa la calidad de los vinos, convirtiéndolos en únicos y exclusivos.

Para dar un apoyo complementario también hemos desarrollado la primera y única plataforma online de big data y machine learning, con una base de aproximadamente de más de 2.000 especies microbianas, influyentes en la vinificación.

¿Qué otros proyectos está realizando actualmente Biome Makers?

En el aspecto técnico nuestros objetivos se centran en seguir desarrollando la plataforma inteligente de datos con nuevas y mejores funcionalidades que permita entender mejor el papel del microbioma en la agricultura y permitir mejorar procesos y evitar problemas.
Estamos potenciando la estructura comercial de la empresa para fomentar el conocimiento de WineSeq entre las bodegas y viñedos de todo el mundo y optimizar el diseño del mapa de las bio-regiones de vino a nivel mundial.

Además del sector vitivinícola hay otros sectores que nos están pidiendo que les demos soluciones a problemas de origen microbiológico. Replicando la tecnología que hemos desarrollado podremos desarrollar nuevas herramientas especializadas que permitan entender y utilizar a la comunidad de microorganismos de otros cultivos para mejorar la calidad y producción de su producción.

¿Dónde están presentes?

Estamos presentes en 18 países tanto en el hemisferio norte como el sur. Somos una empresa BioTech que ahora mismo concentra el grueso de sus operaciones en EE. UU. y España, si bien existen mercados de gran interés como por ejemplo Asia donde la extensión de cultivo está creciendo en torno al 6% anual y China ya es el segundo país a nivel mundial con mayor extensión de viñedos por detrás de España.

¿Qué supone haber recibido el reconocimiento de mejor Wine Tech 2017 en Estados Unidos, y otros premios?

Los reconocimientos son importantes y han sido parte de nuestra creación, desarrollo y consolidación en el mercado. Nos han abierto puertas y generado oportunidades. Nosotros creemos en la innovación, en la creatividad como base para la innovación y cuando esta situación es reconocida nos alegramos y cogemos impulso para seguir creando.

¿Qué objetivos se fijan a corto plazo? ¿Y a más largo plazo?

El papel que juegan los microorganismos es clave en todo tipo de cultivo e incluso en muchos procesos industriales por lo que resulta clave conocerlos y entenderlos para poder aprovecharnos de ellos y mejorar los procesos productivos.

Nuestra tecnología es aplicable a muchos sectores agrícolas e industriales, pero hemos decidido empezar aplicándola a la industria vitivinícola porque se trata de un negocio global que mueve más de 220.000 millones de dólares al año y representa una oportunidad de mercado muy buena. Próximamente verán la luz otras líneas de negocio, en las que ya estamos trabajando, aplicadas a diferentes sectores agrícolas.

Isidre Font.

Publicado en Enoviticultura nº49

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas