Buena acogida del Seminario Técnico sobre alimentación y bebidas en China

Rafael Jiménez: El precio es clave.

 

Por todos es sabido que China es un país de más de 1.350 millones de habitantes, pero no es un mercado homogéneo, sencillo y suficientemente conocido por nuestras empresas. Este mercado marca las tendencias mundiales y lidera las oportunidades de negocios en muchos sectores; el sector de la alimentación y las bebidas no es una excepción. Por ello, el pasado 7 de marzo, Casa Asia acogió el seminario técnico sobre 'El sector de alimentación y bebidas en China', organizado con EU–China SME Centro de Beijing y Prodeca en Barcelona. La sesión contó con la asistencia de representantes de más de cuarenta empresas y con la participación de Rafael Jiménez, consultor y asesor de Desarrollo de Negocios del EUSME Centre.

A lo largo de la sesión se trataron una serie de temas fundamentales sobre el sector de la alimentación y bebidas en China, tales como el marco conceptual de F&B, nuevas tendencias de consumo, importaciones tradicionales y medios de comunicación social en China.

Jiménez indicó que España ocupó el año pasado el cuarto lugar en Europa por volumen de exportaciones del sector alimentación y bebidas a China. Además, alcanzó un crecimiento del 50% de exportaciones con respecto del año 2014. Este experto también invitó a no considerar China como un bloque monolítico y recordó que hay diferencias entre los gustos de las distintas provincias, así como, que existen nichos de mercado importantes. Por ejemplo, el de los 60 millones de musulmanes que viven en el oeste del país y que pueden interesarse por productos como el vino Halal. Jiménez destacó asimismo la importancia del ecommerce como canal de venta y distribución, pues gracias a las zonas de libre comercio es posible vender desde España en el gigante asiático a través de plataformas chinas que actúan a modo de distribuidores. Y resumió que «Lo que ha cambiado son la inmediatez, la variedad – supermercados y tiendas online necesitan más marcas por categoría– y la relación; ahora son ellos los que buscan el producto».

Al final del seminario, Jiménez respondió a una sesión de preguntas sobre desafíos y oportunidades en las importaciones a China para las empresas catalanas del sector de alimentación y bebidas, donde destacó, principalmente, el interés por el sector vinícola y porcino. Y recalcó que, para una pyme extranjera, hacerse un hueco en el mercado chino exige paciencia y observación.

En el apartado de estrategia de comunicación social, Jiménez señaló unos protocolos clave para hacer un buen negocio en el sector de la alimentación y bebidas al público chino. Estos protocolos, vinculados con la nueva tendencia de consumo online en China, se basan en la monitorización de la categoría del producto, lo que permite seguir la huella digital y averiguar el camino que un internauta chino sigue en Internet hasta el aterrizaje en su categoría de producto; averiguar las palabras clave de búsqueda asociadas con su categoría producto; o bien por provincia, sexo, edad, años y días; destacar su categoría de producto y los volúmenes de las búsquedas de online durante las festividades chinas y descubrir los precios de los competidores. El precio, concluyó, es clave.

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas