El Gobierno cede a la D.O.P. Cava la limitación de plantaciones

El Consejo de Ministros, del 20 de septiembre, ha aprobado, a propuesta del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), un Real Decreto que deja en manos del Consejo Regulador de la D.O.P. Cava la facultad de limitar las plantaciones. Según ha señalado en un comunicado este Consejo Regulador, se trata de una reivindicación histórica «ante la situación excedentaria del sector, que ha conducido a una caída de los precios que se pagan por las uvas y por el vino base Cava», como ha valorado su presidente, Javier Pagés.

La D.O.P. Cava ha indicado que se ha modificado el Real Decreto 1338/2018, de 29 de octubre, por el que se regula el potencial de producción vitícola, con lo que se pretende «dotar de mayor estabilidad al sector y garantizar mayor seguridad jurídica en algunos aspectos de la normativa», según ha informado el Gobierno español. Fuentes del Consejo Regulador del Cava han afirmado que en los últimos años habían solicitado el crecimiento cero de las plantaciones para evitar que «se desequilibre la oferta y la demanda, y haya precios del cava excesivamente bajos». A partir de ahora, estas recomendaciones del sector sobre plantaciones serán seguidas por el MAPA, dando respuesta a las reclamaciones del Consejo Regulador del Cava.

Entre las principales novedades de este Real Decreto «se encuentra la mejora del procedimiento de concesión de autorizaciones de nuevas plantaciones y de replantaciones de viñedo». Así, en autorizaciones para nuevas plantaciones y replantaciones en el territorio de una Denominación de Origen de carácter supraautonómica, cuyo ámbito es de competencia estatal (Cava, Rioja y Jumilla), «las recomendaciones sobre limitaciones y restricciones recibidas de los representantes del sector serán vinculantes para la decisión que adopte el MAPA».

Dichas recomendaciones se canalizarán a través de los Consejos Reguladores, siempre que se presenten según lo exigido en la normativa de la Unión Europea. De esta forma, «será el propio sector, a través de sus Consejos Reguladores, quien tomará las decisiones sobre la limitación o expansión de las superficies de plantación, de acuerdo al marco general establecido por la normativa comunitaria». Este Real será aplicable a la convocatoria de solicitudes de autorizaciones nuevas plantaciones de 2020.

 

Críticas a esta decisión
APAG Extremadura Asaja ha criticado la decisión del Gobierno de aprobar un Real Decreto por el que se dan más competencias a la D.O.P Cava «en detrimento del Ministerio de Agricultura». Según esta organización, lo que ha hecho el ejecutivo de Pedro Sánchez «es que la denominación de origen tenga la facultad de limitar las plantaciones para el cava, que antes era decisión del Estado, lo que va en contra de los intereses de los productores extremeños».

El presidente de APAG Extremadura Asaja, Juan Metidieri, ha manifestado que «existen intereses enfrentados entre los productores catalanes y el del resto de las comunidades autónomas, puesto que mientras que los primeros quieren una limitación en el mercado para evitar una presunta situación excedentaria, los segundos quieren que no exista esa limitación, puesto que las ventas del cava no catalán están creciendo año tras año».

Con esta decisión, señala Metidieri, el Gobierno «ha cedido a las presiones de los productores catalanes en detrimento del resto del país, puesto que el cava extremeño lleva años de crecimiento continuado en cuanto a sus ventas que ahora puede ver limitado esas posibilidades de expansión por una política proteccionista de los productores catalanes, que están en la tendencia contraria al cava extremeño».

Por todo ello, APAG Extremadura Asaja reclama que estas competencias «sigan siendo del Estado y no de la Denominación de Origen para defender los intereses de los productores de todas las comunidades autónomas y no solo la de algunas».

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas