El MAPA defenderá que las autorizaciones para viñedo continúen más allá de 2030

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, ha señalado sobre la PAC post 2020, que por parte de su ministerio continuará el programa de apoyo al sector del vino, las ayudas directas y las autorizaciones para viñedo, que apoyarán para que continúen más allá de 2030, para dar estabilidad a las inversiones de viticultores, bodegas y cooperativas.

Planas ha realizado estas manifestaciones durante la inauguración de la XXXV edición del Día del Viticultor, organizado por Asaja en Tomelloso (Ciudad Real), donde ha destacado el esfuerzo del sector vitivinícola para hacer de España un referente mundial, tanto en superficie plantada como en producción (más del 15% de la producción mundial) y en exportación (uno de cada cuatro litros que se mueve en los mercados internacionales es español).

En relación con la actual campaña, el ministro ha indicado que las condiciones climatológicas de este año, con menores precipitaciones, hacen prever una producción de vino que rondará los 40 millones de hectolitros, por debajo de la media de los últimos cinco años que es de 43,6 millones de hl. A la espera de conocer las existencias a final de campaña, «las disponibilidades totales pueden ser algo inferiores a las de la campaña pasada, sin llegar a los 80 millones de hectolitros». En este contexto, «la actual campaña se debe desarrollar con normalidad, en condiciones de equilibrio de oferta y demanda».

Además, el ministro ha apuntado la necesidad de prestar atención al comportamiento de las exportaciones, «para que continúen siendo uno de los principales motores de funcionamiento del sector». Al respecto, «habrá que tener en cuenta la evolución del consumo interno que, después de muchos años de retroceso, comienza a recuperarse».

Luis Planas ha aprovechado la ocasión para referirse a la reciente aprobación del contrato tipo homologado que facilitará tanto el control como las relaciones entre el viticultor y las bodegas, aportando transparencia en la venta de la uva. En todo caso, ha expresado el compromiso del ministerio para mejorar el ajuste de la oferta a la demanda, para lo que se impulsará una norma que permita establecer requisitos mínimos de calidad, una medida de autorregulación y reforzar el control de la medida de destilación de subproductos.

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas