El mercado del vino británico se caracteriza por su madurez y extremada saturación

El vino español sigue siendo uno de los elegidos por el consumidor británico

 

A finales del pasado mes de mayo se realizó la 39ª edición de la London Wine Fair, la principal feria dedicada al vino que se lleva a cabo en el Reino Unido y que contó con una destacada presencia de bodegas españolas. Coincidiendo con esta celebración, el ICEX ha efectuado un estudio en el que se analizan tanto este certamen como el mercado del vino británico.

Así, el informe del ICEX señala que este mercado se caracteriza «por su madurez y extremada saturación». Además, existen multitud de competidores de todo el mundo, «debido principalmente a la escasa producción de los viticultores británicos».

En el estudio se indica que Reino Unido es el segundo importador de vino del mundo, tanto en valor como volumen, y se sitúa en el sexto puesto mundial como consumidor. Asimismo, tiene intercambios comerciales con el resto del mundo por valor de 3.500 millones de euros al año y más del 99% del vino que se consume es importado.

Por lo que se refiere a los proveedores, Francia domina el mercado con una cuota del 28,4% en valor, aunque en los últimos cuatro años, han descendido sus ventas (–15,8%) en favor de los vinos italianos, australianos y neozelandeses. Además, «mientras el consumo de vinos tranquilos se encuentra en declive, las ventas del espumoso experimentan un constante crecimiento». En este apartado, cabe destacar la fuerte irrupción del prosecco italiano, que está ganando terreno al champagne francés.

En términos de volumen, Italia se sitúa a la cabeza del ranking de proveedores con un 20,9% de la cuota de mercado. Como se puede observar en la tabla adjunta, todos los países exportadores, a excepción de los Estados Unidos, han experimentado un claro descenso de sus volúmenes de exportación durante los últimos dos años.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los vinos españoles se sitúan en el quinto puesto del ranking tanto en valor como en volumen. A pesar de la pérdida de cuota de mercado en los últimos años, el vino español sigue siendo uno de los elegidos por el consumidor británico por lo que el futuro Brexit puede suponer un freno a las ventas españolas de este producto.

El estudio del ICEX refleja la tendencia general de que las importaciones de vino han sufrido una ligera caída tanto en términos de valor como de volumen. Ello se debe principalmente «al efecto sobre el precio de la devaluación de la libra, la subida de los impuestos y el cambio en los gustos de las nuevas generaciones, que se inclinan más por el consumo de otros alcoholes y también por bebidas de bajo contenido alcohólico».

 

Más de 13.200 visitantes a la London Wine Fair
Si nos centramos en la edición de este año de la feria, organizada, un año más, por Brintex Events, filial del grupo Hemming, esta ha tenido un total de 13.260 visitantes. La mayor parte de estos (39%) han sido empresas dedicadas al canal HORECA; seguidos de representantes de supermercados (14%); comerciantes independientes (11%); distribuidores e importadores (11%); medios de comunicación (7%) y productores de vino (4%).

El 41% de los visitantes ya habían acudido a la feria más de 5 veces. El 90% provenía de Reino Unido; el 6% de Europa, un 1% de Escandinavia y el 1% restante del resto del mundo. Al mismo tiempo, el 90% de los asistentes eran responsables de la compra de vino; un 46% de la compra de cerveza, un 52% de bebidas espirituosas y un 19% de servicios de logística.

La trigésimo novena edición de la London Wine Fair ha contado con la participación de más de 35 países, entre los que destacan: España, Alemania, Argentina, Australia, Canadá, Chile, República Checa, Francia, Grecia, Estados Unidos, Hungría Italia, Nueva Zelanda, Portugal, Rumanía, Sudáfrica, Turquía y Reino Unido.

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas