Finalizado el 42º Congreso de la OIV: tercera edición en Suiza coronada con éxito

Ginebra se ha convertido del 15 al 19 de julio en la capital mundial de la vitivinicultura

 

Con más de 730 inscritos procedentes de 50 países, 348 presentaciones técnicas y científicas, y la adopción de 18 nuevas resoluciones en la 17ª Asamblea General de la OIV, ha finalizado una nueva edición del Congreso de la Organización Internacional de la Viña y el Vino, en la que el cambio climático y las expectativas de los consumidores han centrado el debate.

 

Expectativas medioambientales
Bajo el tema ‘Preservar e innovar: expectativas medioambientales, económicas y sociales’, los debates del 42º Congreso de la OIV se han centrado sobre todo en el cambio climático, al cual la viña es muy sensible, la puesta en valor de los productos (terroirs, origen, calidad sanitaria y alimentaria de los productos de la vid, contenido de azúcares, alérgenos, …) o la protección del viñedo con el asunto, de gran actualidad, de la gestión de los insumos.

La presidenta de la OIV; Regina Vanderlinde, ha destacado la excelente calidad de las 348 presentaciones técnicas y científicas.

Por su parte, Pau Roca, director general de la organización, quien en la ceremonia de apertura presentó un balance de la situación vitivinícola mundial, ha felicitado a la organización suiza por este extraordinario congreso, que ha sido el cuarto más importante en cuanto a presentaciones de los últimos 10 años.

Por primera vez, y en consonancia con el enfoque sostenible de la OIV, este 42º Congreso ha sido "sin papel" y se ha usado una aplicación donde poder consultar toda la información relativa a los eventos y trabajos científicos presentados.

 

Nuevas resoluciones
La 17ª Asamblea General de la OIV ha concluido la semana de trabajos científicos con la adopción de 18 nuevas resoluciones.

En lo que respecta al cambio climático, gran preocupación del sector, cabe destacar la resolución OIV–VITI–564B–2019 que define la selección policlonal, así como un protocolo de la OIV para salvaguardar y conservar la diversidad intra–varietal y la selección policlonal de la vid para las variedades que presentan una gran variabilidad genética.

Las expectativas de los consumidores y la reducción del uso de SO2, desafíos asimismo en el centro del debate, han sido objeto de la resolución OIV–OENO 594A–2019, que establece una práctica innovadora que permite, entre otros, reducir la carga microbiana en los microorganismos indígenas, en particular levaduras, y reducir las dosis de SO2 empleadas en la elaboración del vino.

En estos momentos, el resumen de todas las resoluciones puede consultarse en la página web de la OIV. Los textos completos estarán disponibles próximamente.

En la asamblea también se ha anunciado que Chile acogerá el 43º Congreso mundial de la OIV, del 23 al 27 de noviembre de 2020 en Santiago.

 

Principales cifras en 2018 (presentadas por Pau Roca):

La superficie vitícola mundial se eleva a 7,4 millones de hectáreas.

La producción mundial de uva alcanza los 78 millones de toneladas, siendo la de uva de mesa de 27,3 millones de toneladas y la de pasas de 1,3 millones de toneladas.

La producción mundial de vino (excluidos zumos y mostos) se estima en 292 millones de hectolitros, mientras que el consumo mundial en 246 millones hectolitros.

El comercio mundial de vino asciende a 108 millones de hectolitros y a 31 mil millones de euros en valor.

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas