La producción mundial de vino 2019 vuelve a la media de los últimos años

Portugal es el único país de la UE con una producción de vino más elevada que el año pasado

 

El director general de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), el catalán Pau Roca, ha presentado a finales de octubre las primeras estimaciones de la producción mundial de vino en 2019 (excluidos zumos y mostos), que se estima que estará entre los 258 y los 267 millones de hectolitros, con un punto medio del intervalo fijado en 262,8 Mill. hl.

Esta cifra refleja que la producción vinificada ha disminuido un 10% respecto al ejercicio anterior (unos 30 Mill. hl menos). Aunque esta diferencia parece significativa, el nivel de la producción de 2019 se mantiene en los niveles del periodo 2007–2016 (excepto 2013). Tras dos años consecutivos inestables, en el 2019 la producción de vino ha vuelto a sus niveles medios.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por zonas, en la Unión Europea (UE), las condiciones climáticas desfavorables –desde heladas hasta sequía– han tenido un impacto significativo en la producción de vino de 2019. El volumen de producción estimado en 156 Mill. hl (que representa el 60 % de la producción mundial) es aproximadamente un 15% más bajo en relación al año anterior. Ello implica una reducción significativa de unos 26,7 Mill. hl respecto a los 182,7 Mill. hl de 2018.

Con pocas excepciones, las estimaciones preliminares para la producción de vino de 2019 son inferiores a la media en los principales países de la UE. En comparación con el volumen excepcionalmente alto de producción de 2018, se observa una disminución del 15 % en Italia (46,6 Mill. hl), del 15% en Francia (41,9 Mill. hl) y del 24% en España (34,3 Mill. hl). Esto se debe, principalmente, a las condiciones climáticas inestables entre las que destaca una primavera muy fría y lluviosa seguida de un verano extremadamente cálido y seco.

Esta reducción respecto al 2018 se registra en la mayoría de los países de la UE. Sin embargo, mientras que en Italia, Francia y España (que juntos representan el 80 % de la producción de la UE) la producción es baja no solo con respecto al 2018 sino también comparada con su última media quinquenal, otros países como Alemania (9,0 Mill. hl, −12%/2018), Austria (2,6 Mill. hl, −4%), Rumanía (4,9 Mill. hl, −4%), y Hungría (3,2 Mill. hl, −6%) mantienen los niveles de producción iguales o incluso por encima de su última media quinquenal.

Portugal, con 6,7 Mill. hl en 2019, es el único país de la UE con una producción de vino más elevada que el año anterior (+10%) y superior a su media quinquenal (+4%).

 

Subida en Rusia y leve descenso en EE. UU.
Fuera de la UE y dentro del hemisferio norte, la producción de vino de 2019 es alta en países como Rusia (6,0 Mill. hl, +7%) y Georgia (1,8 Mill. hl, +1%). A pesar de ser inferior al del año pasado, el volumen de producción en Suiza (1,1 Mill. hl, −6%) es un 10% más elevado que la media registrada en el periodo 2014–2018.

Por su parte, Estados Unidos (EE. UU.), que representa aproximadamente el 12% de la producción del hemisferio norte, con una estimación de 23,6 Mill. hl de producción de vino (−1% respecto al 2018), registra un alto nivel de producción por cuarto año consecutivo. Esta cifra, según la OIV se basa en las previsiones de la vendimia, por lo que podría someterse a una revisión significativa en los próximos meses cuando se disponga de más información.

 

Producción ligeramente más baja en el hemisferio sur
En el hemisferio sur, donde la vendimia ha terminado a principios de 2019 y por lo tanto las cifras preliminares sobre producción de vino tienden a ser más precisas y fiables para este periodo del año, el escenario es similar al del hemisferio norte, con una producción de vino ligeramente más baja que el año anterior, pero mantiene su media quinquenal.

América del Sur es la región del hemisferio sur que registra la mayor disminución con respecto a la alta producción de 2018. En Argentina, se estima que la producción de vino alcance este año los 13,0 Mill. hl (−10%). Chile, con 11,9 Mill. hl, registra una disminución del 7% respecto a 2018 y un aumento del 8% en relación a la última media quinquenal. Brasil, tras dos años consecutivos con un nivel de producción de más de 3 Mill. hl, presenta una cifra estimada de 2,9 Mill. hl, más de un 10% que su media quinquenal.

En Sudáfrica, donde la sequía tuvo un notable impacto en la cosecha, la producción de vino se estima que será de 9,7 Mill. hl. Es el único de los principales países productores que, por segundo año consecutivo, experimenta un volumen de producción menor a su media (−9% frente a la media quinquenal).

En Oceanía, Australia registra una leve disminución en el volumen de producción de vino, estimado en 12,5 Mill. hl (−3% con respecto a 2018, pero se mantiene la media quinquenal), mientras que, en Nueva Zelanda, la producción de vino registra por cuarto año consecutivo una cifra cercana a los 3,0 Mill. hl en 2019 (−1%).

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas