La superficie de viñedo en China sigue aumentando y se acerca al primer lugar que ocupa España

La OIV ha presentado las cifras de producción y la situación del mercado vitivinícola del 2016

La superficie vitícola mundial (que incluye todos los viñedos, incluso los improductivos o sin cosechar) ha sido el 2016 similar a la de 2015, con un ligero aumento de 1.000 hectáreas (ha), situándose en los 7,6 millones de ha. Esta es una de las cifras ofrecidas por el director general de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), Jean–Marie Aurand, durante la presentación de los elementos informativos sobre el potencial de producción vitivinícola, el balance de la cosecha, y la situación del mercado y los intercambios internacionales en 2016.
España, con 975.000 ha (+0,8% de 2016 a 2015), se mantiene en el primer lugar del ranking mundial, aunque China, que se colocó en segundo lugar hace dos años, sigue creciendo y acercándose a nuestro país con 847.000 ha (+16,8%). Francia continúa en tercer lugar con 785.000 ha (+0,1%), seguida de Italia con 690.000 ha (+8,2%), Turquía con 480.000 ha (–17%) y Estados Unidos con 440.000 ha (0%). Además de Turquía, otro de los países importantes que ha sufrido un retroceso en su superficie de viñedo es Portugal, con 9.000 ha menos (–9%) que le ha llevado a tener 195.000 ha en 2016.

Italia continúa como máximo productor de vino

Por lo que se refiere a la producción de vino (excluidos zumos y mostos) la OIV señala en su informe que esta fue el 2016 de 267 millones de hectolitros (hl), es decir que disminuyó un 3% respecto al 2015. Italia continúa siendo el máximo productor de vino con 50,9 millones de hl (+2%), seguida de Francia con 43,5 millones de hl (–7%), España con 39,3 millones de hl (+4%), Estados Unidos con 23,9 millones de hl (+10%), Australia con 13 millones de hl (+9%), China con 11,4 millones de hl (–1%), Sudáfrica con 10,5 millones de hl (–6%), Chile con 10,1 millones de hl (–21%) y Argentina con 9,4 millones de hectólitros (–29%), entre otros. 
En el estudio se observa que la disminución de las producciones de vino en América del Sur se ha debido fundamentalmente al fenómeno climático El Niño, mientras que el descenso en Sudáfrica ha sido como consecuencia de la sequía, después de dos años de buenas producciones.

242 millones de hl consumidos

El consumo mundial de vino el 2016 ascendió a 242 millones de hl, cifra que supone un aumento de casi un millón de hectolitros en relación al ejercicio anterior (+0,4%). Por países, Estados Unidos sigue al frente con un consumo estimado de 31,8 millones de hl (+2,5%), lugar que ocupa desde el 2011, seguido de Francia con 27 millones de hl (–0,7%), Italia que con 22,5 millones de hl (+5,3%) experimenta por segundo año consecutivo un considerable apunte, y Alemania con 20,2 millones de hl (–1,8%). España se sitúa en séptimo lugar de este ranking con 9,9 millones de hl (–0,4%).
Respecto al mercado internacional, este alcanzó un volumen de 104,1 millones de hl, lo que equivale a una reducción del 1,2% frente al 2015, y un valor de 28.900 millones de euros, lo que supone un aumento del 2% respecto al 2015. Los intercambios de vino son claramente dominados por España, Italia y Francia que representan 55% del volumen del mercado mundial.
Con 22,9 millones de hectolitros y una cuota de mercado del 22%, España sigue siendo el mayor exportador, seguido de Italia, mientras que en valor es Francia con 8.232 millones de euros quién prosigue encabezando el ranking (28,5% del mercado), por delante de Italia (5.582 millones de euros y una cuota del 19%) y de España (2.649 millones de euros y 9%).

Tendencias por producto

El informe presentado por el director general del OIV, Jean–Marie Aurand, indica que por tipo de producto en el mercado internacional se observa que el peso del comercio mundial de vino embotellado (54,9 millones de hl) sigue bajando ligeramente en volumen entre 2015 y 2016. Asimismo, entre 2000 y 2016, la cuota de las exportaciones de vino embotellado se redujo y pasó del 65% al 54%, pero el aumento anual de su valor unitario se mantuvo (reducción del 1,2% en volumen y aumento del 2,2% en valor entre 2015 y 2016).
Por su parte, los vinos a granel y en envase de más de 2 litros (38,3 millones de hl) han tenido un aumento notable de las exportaciones globales en volumen durante los últimos años, pero esta tendencia ha experimentado un parón en 2016 (reducción del 3,6% respecto a 2015). A pesar de ello, el valor por unidad de los vinos a granel exportados aumenta, ya que la tendencia del valor global de este segmento presenta una regresión bastante inferior a la de los volúmenes (reducción del 1,1%). Los principales aumentos en volumen de las exportaciones de vinos a granel entre 2015 y 2016 se registraron en Nueva Zelanda, Italia y Portugal y, en menor medida, en Sudáfrica y Chile. Cabe destacar que, en 2016, la cuota del vino a granel fue la más importante en Sudáfrica, España, Estados Unidos y Chile.
Pero no han sido ni los vinos embotellados ni los vinos a granel los que han tenido una mayor subida, tanto en volumen como en valor, sino los vinos espumosos (7,9 millones de hl), que han crecido un 7,1% y un 2,9% en el 2016, respectivamente, respecto al 2015.

Alemania y Reino Unido lideran las importaciones

En el 2016, las importaciones de vino aumentaron hasta situarse en los 103,6 millones de hl, 0,9 millones de hl más que en el 2015. Alemania sigue ocupando el primer lugar en volumen, a pesar de la reducción de los volúmenes importados (–5%), aunque ello afectó poco al valor de las importaciones (–0,4%). Reino Unido, segundo importador del mundo tanto en volumen (13,5 millones de hl) como en valor, en 2016 experimentó un estancamiento de sus importaciones en volumen y una reducción del valor en euros (–11%), muy posiblemente relacionada con los cambios en la paridad monetaria que ha implicado el Brexit. 
Cabe destacar la significativa progresión de las importaciones en volumen de China, alcanzando los 6,4 millones de hl en 2016, o sea +15% respecto al 2015.
Los últimos datos aportados en la rueda de prensa fueron las primeras estimaciones de cosecha 2017 en el hemisferio sur que apuntan a producciones en general al alza respecto a 2016, excepto en Australia y Nueva Zelanda que prevén una producción prácticamente equivalente a la del año pasado.
Redacción.

 

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas