La ‘uberización del campo español’ puede perjudicar a unos 344.000 agricultores

Bajo el título, ‘La uberización del campo español’, la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) ha presentado el primer estudio realizado en nuestro país sobre los efectos del nuevo orden económico mundial en el modelo social y familiar de agricultura. Su secretario general, Miguel Blanco, ha manifestado que «si el nuevo modelo de oligopolios empresariales se impone en el sector, España camina hacia una agricultura sin agricultores». Blanco ha subrayado al respecto que «la brutal reconversión que ya se vislumbra amenaza con convertir a los profesionales autónomos e independientes en ‘asalariados’ de las grandes corporaciones agroalimentarias, como ya está pasando en sectores como la uva de mesa, con un capítulo especial en este estudio».

El dirigente de COAG ha comentado que las últimas crisis de precios en el sector del aceite de oliva, frutas y hortalizas, leche o vino, «tienen mucho que ver» con los síntomas de este cambio de modelo y por ello ha señalado que los más perjudicados por la ‘uberización del campo’ «serán los 344.000 agricultores más profesionalizados».

Para Blanco, este estudio es un primer paso «para abrir un proceso de reflexión, analizar qué está ocurriendo y plantear soluciones». Por esta razón, «presentaremos el estudio a los diferentes grupos políticos del Congreso y al Gobierno cuando se constituya con plenas funciones. Exigiremos medidas políticas y económicas para revertir esta situación. Lo primero, decidir si queremos una agricultura con agricultores en el marco de una economía social agraria o una agricultura con grandes empresas y empleados en el campo».

El estudio elaborado por los Servicios Técnicos de COAG analiza las principales magnitudes y tendencias macroeconómicas que dibujan el nuevo escenario. Además, dedica un capítulo especial a 4 subsectores que representan distintos estadios de la evolución del nuevo modelo agrario: uva de mesa, vacuno de leche, frutas y hortalizas, y porcino.

Entre las principales conclusiones y tendencias se puede destacar: la ‘paradoja agro’, mientras la renta agraria y las explotaciones aumentan el cierre de explotaciones por falta de rentabilidad y ausencia de relevo generacional es incesante; presión en costes y precios; el ocaso de la explotación familiar tradicional; concentración de la producción (y la riqueza) en menos manos; aterrizaje de los fondos de inversión; confirmación de oligopolios; cadenas de valor integradas; especulación y deslocalización, y transformación digital. 

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas