La UE renueva cinco años más la licencia del herbicida glifosato

El cambio de voto de 4 países que se habían abstenido el pasado 9 de noviembre provoca esta aprobación

La Unión Europea (UE) ha conseguido un acuerdo para la renovación de la licencia del herbicida glifosato por cinco años (hasta el 2022), con el voto favorable de 18 países, 9 votos en contra y 1 abstención, una decisión que la Comisión Europea (CE) deberá adoptar antes del 15 de diciembre. La votación del Comité de Apelación se llevó a cabo después de que el 9 de noviembre se había votado la propuesta sin que se hubiese conseguido la mayoría cualificada necesaria que ha de ser como mínimo del 55% de los países y que estos representen el 65% de la población de la UE.

La aprobación ahora se ha debido al cambio de voto de 4 países que se abstuvieron hace dos semanas. Tanto entonces como ahora votaron a favor la República Checa, Dinamarca, Estonia, España, Irlanda, Letonia, Lituania, Hungría, Países Bajos, Suecia, Eslovaquia, Reino Unido, Eslovenia y Finlandia, y en contra Bélgica, Francia, Austria, Luxemburgo, Malta, Chipre, Italia, Croacia y Grecia. Los cuatro países que se abstuvieron el día 9 y que ahora han votado positivamente son Alemania, Bulgaria, Polonia y Rumania, mientras que la única abstención sigue siendo la de Portugal.

Después de muchas negociaciones la Comisión Europea ha reducido sus expectativas de duración de la autorización de la licencia que debía ser de 15 años en un principio. Cabe señalar que el herbicida glifosato goza de una prórroga de autorización de 18 meses desde el 30 de junio de 2016, que era cuando finalizaba dicha autorización.

A pesar de esta aprobación, hay países como Francia que mantienen que la prohibición la aplicarán antes de este periodo, como máximo en tres años.

AEPLA critica la rebaja de periodo de uso a 5 años

La Asociación Empresarial para la Protección de las Plantas (AEPLA) ha indicado en un comunicado que «el glifosato ha cumplido todos los requisitos para una renovación completa por 15 años. No hay bases científicas, ambientales o de salud para que la renovación de autorización de glifosato fuera por menos del límite máximo permitido, 15 años». El director general de AEPLA, Carlos Palomar, ha manifestado al respecto que «la decisión de renovarlo únicamente por 5 años, y no por 15 como establece la normativa europea, sienta un injustificado y preocupante precedente, pues significa romper el marco regulatorio del que se han dotado los ciudadanos de la UE».

La entidad considera que la polémica suscitada, y la presión activista ejercida en torno a su renovación, «solo ha estado basada en intereses ideológicos y políticos». AEPLA cree que «resulta imprescindible defender la garantía e independencia de las instituciones científicas europeas», que en el caso de la EFSA, la ECHA y las Instituciones reguladoras de todos los Estados miembros, «se basa exclusivamente en la información científica y en la defensa de la transparencia».

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas