Las heladas han generado hasta principios de mayo partes de siniestro en casi 18.000 hectáreas de uva

Entre el 26 de abril y 1 de mayo, se ha producido la entrada en la península ibérica de una masa de aire frío que la ha atravesado dando lugar a un descenso acusado de las temperaturas, especialmente las mínimas, que han llegado en algunas zonas hasta –9ºC, lo que ha provocado considerables daños de helada en varias producciones agrícolas, según ha informado Cooperativas Agro–alimentarias de España. Las temperaturas más bajas se han alcanzado en la Comunidad Autónoma de Castilla y León, en amplias zonas de Galicia, Navarra y La Rioja y en puntos del interior de Aragón y Cataluña.

Los daños más relevantes se han producido en la uva de vinificación, con unas 18.000 ha afectadas, dado el estado fenológico en que se encuentra el cultivo, pero también se han visto dañados, aunque con menor incidencia, otros cultivos como frutales, patatas, lúpulo y maíz, así como las producciones de cereales de invierno, que ya estaban afectadas por la sequía.

 

Castilla y León, la más afectada
Aunque se seguirán recibiendo declaraciones de siniestro, a principios de mes, Castilla y León era la Comunidad Autónoma más afectada con más de 7.000 hectáreas de uva de vinificación con daños. A continuación, se encuentran La Rioja y Álava con una superficie siniestrada de 6.644 y 2.104 hectáreas afectadas, respectivamente, lo que representa el 34% de la superficie asegurada de este cultivo para la cosecha 2017 en estas 3 zonas.

Ante la incertidumbre que generan estos fenómenos meteorológicos, incontrolables e impredecibles, Agroseguro y Cooperativas Agro–alimentarias «recomiendan la contratación de un seguro que se adapte a las necesidades de cada explotación, ya que es el mecanismo de cobertura más idóneo con el que cuentan los agricultores y ganaderos para hacer frente a este tipo de situaciones».

 

Daños en el viñedo francés
Por otro lado, la segunda quincena de abril fue también muy negativa para los viticultores franceses. Los episodios de heladas registrados en la noche del 19 al 20 de abril y después del 26 al 27 de ese mismo mes afectaron considerablemente al viñedo de Francia. Con importantes pérdidas.

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas