Pau Roca Director general de la OIV

Entrevista

Pau Roca, director general de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV)

‘Tenemos que preparar la adaptación a la digitalización del sector’

Pau Roca fue elegido director general de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) en la asamblea general celebrada en Punta del Este (Uruguay). El primer español en dirigir la OIV, que ocupaba desde 1992 la secretaría general de la Federación Española del Vino (FEV), plantea al sector estar alerta y preparar una adaptación a la digitalización del sector y de sus sistemas de información al ritmo de aceleración adecuado, identificando todos los procesos susceptibles de evolución.

 

2019 será el año de elaboración del próximo Plan Estratégico de la Organización. ¿Cuáles serán sus grandes líneas?
El futuro plan quinquenal de la OIV (2020–2024) deberá abordar los retos del sector. Mi propuesta a los Estados Miembros de la OIV se centra en algunos ejes prioritarios como: contribuir a los esfuerzos de orientación para garantizar la sostenibilidad medioambiental, además de social, económica y cultural de nuestro sector; estar alertados y preparar una adaptación a la digitalización del sector y de sus sistemas de información al ritmo de aceleración adecuado, identificando todos los procesos susceptibles de evolución y proponer un servicio a los Estados miembros de la OIV para asegurar un desarrollo económico de la producción y del comercio aportando buenas prácticas legislativas y administrativas.

¿Qué responsabilidad tiene la OIV en la sostenibilidad medioambiental y social?
El desarrollo sostenible, el cambio climático, las expectativas del consumidor y del ciudadano se han convertido en algo esencial para el sector vitivinícola. La vitivinicultura sostenible es un eje prioritario para la OIV (la promoción de una viticultura sostenible está dentro de uno los cinco ejes del plan estratégico 2015–2019). La organización desarrolla sus trabajos en relación con las cuestiones medioambientales en una estructura especialmente dedicada a ello: el grupo de expertos Desarrollo Sostenible y Cambio Climático (“ENVIRO”), que se ocupa de manera multidisciplinar de las problemáticas en materia de desarrollo sostenible y de cambio climático, con el fin de elaborar un enfoque global y coherente. De hecho, ha sido publicado recientemente un documento de experiencia colectiva a cargo de este grupo sobre biodiversidad funcional en el viñedo:  http://www.oiv.int/es/viticulture/la–biodiversidad–funcional–en–el–vinedo

¿Qué le gustaría aportar a la OIV en el tiempo que esté dirigiéndola?
La OIV requiere un pilotaje importante. Yo espero poner mis capacidades de gestión al servicio del sector vitivinícola mundial para superar los muchos retos que hay por delante. Voy a intentar aplicar mis capacidades, mis ideas, y muchas actividades en el ámbito de promover iniciativas que se acuerden en los órganos de gobierno y luego aplicarlas y requisarlas.
Voy a trabajar para reforzar el posicionamiento internacional de la organización, poniendo en relieve su carácter científico–técnico garantizando su fundamento científico y posibilitando la creación de resoluciones válidas para todo el sector.

¿En el campo legislativo qué espera al sector?
Una de las misiones de la OIV es de fortalecer y mantener el equilibrio entre los mercados consumidores y productores. La Organización debería garantizar que la reglamentación no se convierta jamás en la coartada para erigir barreras y engendrar confrontaciones, sino al contrario, que se encuentre al servicio de los consumidores y los intereses de los productores, en una cadena de valor equilibrada y compartida, garantizando el mantenimiento del pluralismo y de una mayor diversidad.

¿Qué debatirá la Asamblea General de la OIV en Ginebra en julio?
En la Asamblea general se discuten principalmente los aspectos administrativos con relación a la organización. Es un momento de discusión, de compartir y de decisión con los 47 países miembros en relación a aspectos estratégicos, técnicos y científicos. Podemos citar el voto y aprobación de resoluciones de las distintas comisiones, así como una amplia reflexión sobre la implementación de nuevo plan estratégico.

¿Cree que China puede superar pronto en superficie a España?
Según datos de la OIV, desde 2000 hay un crecimiento importante de la superficie de viñedo en China, que ocupa actualmente el segundo lugar de mayor área tras España, con 870 miles de hectáreas en 2017. Todavía con los datos actuales no estoy en posición de afirmar que China va a superar España en superficie, podría ocurrir por el ritmo de crecimiento, sin embargo, de esta superficie, cerca de 75% se destina a la producción de uva de mesa, por tanto está muy lejos de alcanzar una superficie equivalente para uva de vinificación.

¿Qué hace falta para acercar el consumo del vino a los jóvenes?
El problema es que puede haber una quiebra en la transmisión entre generaciones. No es tanto que los jóvenes actuales no se incorporen al consumo de vino, sino que tampoco beban cuando dejen de ser jóvenes.

Rosa Matas.

Publicado en Enoviticultura nº56

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas