Sapec Agro forma a agricultores en buenas prácticas agrícolas con productos fitosanitarios

La compañía de soluciones nutricionales y fitosanitarias, Sapec Agro, ha señalado en un comunicado que ha formado a agricultores de la comarca de las Cinco Villas en Zaragoza sobre buenas prácticas agrícolas para la aplicación de productos fitosanitarios.

El objetivo de esta formación es que los agricultores tengan unas pautas para optimizar la eficiencia de las aplicaciones y evitar las derivas, gotas de la pulverización que se escapan de la zona tratada y que pueden alcanzar áreas vecinas no deseadas.

La jornada formativa bajo el lema ‘¿Somos buenos vecinos?’ ha sido organizada por Sapec Agro junto a su distribuidor, Servicios Agrícolas J.Pérez, en Ejea de los Caballeros (Zaragoza) .

La ponencia formativa se ha centrado en remarcar las acciones necesarias para evitar la deriva de las aplicaciones de productos fitosanitarios. La utilización de estas medidas implica no solo una mejora en la efectividad del producto, sino que además garantiza que el producto no alcance zonas sensibles en la proximidad.

Así, la formación ha girado sobre tres ejes fundamentales en los que el aplicador debe tener especial precaución como son: la evaluación previa del riesgo de deriva, la selección de las medidas apropiadas para reducirla y la práctica de las buenas prácticas agrícolas.

Como medidas preventivas antes de la aplicación, el Director Corporativo de Sostenibilidad de Sapec Agro, Carlos Serrano, ha incidido en la extrema vigilancia de las condiciones climatológicas, en especial la dirección y la velocidad del viento. Las aplicaciones se deben evitar cuando los vientos son superiores a 3m/s, las temperaturas superiores a 20–25º y la humedad inferior a 40%, y especialmente cuando el viento sopla hacia las zonas sensibles.

Otras de las indicaciones son la pormenorizada lectura de las etiquetas, la comprobación de los equipos de aplicación, así como la localización de las zonas sensibles.

Durante la aplicación, es esencial mantener la altura de la barra de pulverización en 50 centímetros y nunca por encima. Además de realizar los ajustes necesarios para minimizar los movimientos de la barra, la utilización de la presión adecuada y el respeto por las distancias de seguridad. La utilización de boquillas de inyección de aire puede reducir la deriva entre un 75% y un 90%. 

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas