Se prevé una vendimia inferior en más de un 20% respecto a la pasada campaña

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La vendimia de este año en nuestro país puede rondar entre los 39 y los 40 millones de hectolitros, según los datos facilitados tanto por Cooperativas Agro–alimentarias de España como por la Unión de Uniones, cifra que puede suponer un descenso de algo más del 20% en relación a la campaña anterior.

Cooperativas Agro–alimentarias ha señalado en un comunicado que la práctica totalidad de las Comunidades Autónomas obtendrán un descenso, más acentuado en el centro y el sur peninsular que en el Levante y el tercio norte, estas regiones menos afectadas por la sequía; aunque esta cifra estará muy condicionada por la principal Comunidad Autónoma productora que es Castilla–La Mancha, donde se prevé una cosecha de 21 millones de hectolitros, frente a los 29,08 millones de hl de vino y mosto del año anterior (–27,3%).

Los otros dos principales países de la UE tampoco presentan buenas producciones, según ha indicado la Unión de Uniones. El caso de Francia estaría en torno a los 43 millones de hl, una cantidad inferior a su media de los últimos años si se descuenta la excepcionalmente mala del 2017. También Italia volvería a sus niveles medios de alrededor de 49–50 millones de hl y, en definitiva, todo ello dejaría la cosecha europea en valores de unos 165 millones de hl, un –11% menos que la campaña pasada que se rozó el récord de este siglo con 189,1 millones de hl de vino y mosto.

Unión de Uniones considera que la campaña 2019/20 no debe ser especialmente problemática, «salvo que artificialmente se busque crear problemas». En este sentido a la sectorial vitivinícola de Unión de Uniones le llama poderosamente la atención los anuncios que, incluso desde algunas organizaciones agrarias, se han hecho de «ruinosas» caídas del precio de la uva o de que se va a llegar a unos «precios hundidos» y considera que no juegan en favor de los intereses de los viticultores, sino todo lo contrario.

«Es innegable que en el vino sin indicación geográfica tenemos desequilibrios del mercado», apuntan desde la organización, «pero no se debe andar jugando a culpabilizar de ello y penalizar a los viticultores que se han visto empujados a intentar hacer sus explotaciones más competitivas, mientras no se erradiquen prácticas irregulares que pesan sobre el mercado y se meta mano de verdad al mal funcionamiento de la cadena alimentaria».

Por otro lado, ante determinadas tramas de fraude en el sector del alcohol puestas en evidencia en los medios de comunicación, Unión de Uniones reclama de las Administraciones «todo el rigor» en la aplicación del protocolo del Plan Coordinado de Control Oficial de Alcohol y Destilados de Origen Vínico impulsado por el Ministerio de Agricultura y que tendrán que poner en marcha por primera vez en esta campaña las Comunidades Autónomas. «Se está intentando inventar la pólvora para regular el mercado, cuando lo primero que hay que hacer es limpiar la suciedad de debajo de la alfombra», han declarado desde esta organización.

 

Producción similar a la media en Cataluña
El Institut Català de la Vinya i el Vi (INCAVI) de la Generalitat de Catalunya ha informado que la vendimia de este año se prevé, de manera general y en todas las denominaciones de origen catalanas, de cantidad igual o un poco superior a la media, excepto en las zonas que han sufrido graves daños por la ola de calor del pasado mes de junio. De hecho, del 25 al 30 de junio, las altas temperaturas afectaron parcelas vitícolas situadas en las comarcas del Priorat, Ribera d'Ebre, Alt Empordà y Terra Alta y en casos puntuales del Bages. Las pérdidas de producción más importantes han sido en viñedos jóvenes de estas zonas, de menos de 15 años y con poca retención hídrica en el suelo, siendo Cariñena la variedad más afectada.

En cuanto la calidad sanitaria de la uva, el INCAVI ha comentado que esta es óptima. Las condiciones meteorológicas han hecho que las afectaciones de mildiu, oídio y polilla del racimo hayan sido muy bajas, casi inexistentes en todas las DD. OO.

En esta comunidad autónoma, Unió de Pagesos (UP), Jóvenes Agricultores y Ganaderos de Cataluña (JARC) y la Asociación de Viticultores del Penedès (AVP) han convocado una huelga contra los bajos precios de la uva después de que se acordara en una asamblea celebrada en Vilafranca del Penedés con la participación de 300 viticultores y 150 tractores. En esta asamblea, posterior a la concentración, los viticultores han decidido hacer una huelga el 5 de septiembre en la que no cosecharán ni entregarán uva a las bodegas en protesta por los bajos precios que las bodegas más grandes quieren pagar durante esta campaña.

En este sentido, han explicado que «hay que tener en cuenta que la bajada de precios de la uva es del 28%, y que hace retornar a las valoraciones de 1998». Además, las 3 entidades consideran que «no son justificables, no permiten la viabilidad de las explotaciones, y los recortes de compra a última hora vierten en la misma situación lamentable». Para los convocantes de la huelga, estos precios «hunden el prestigio de las denominaciones de origen, y entienden que no hay prestigio sin un precio digno».

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas