UP acusa a Henkell Freixenet de chantaje e iniciar una guerra abierta en el sector del cava

Unió de Pagesos (UP) ha acusado a Henkell Freixenet de «chantajear y de iniciar una guerra abierta en el sector del cava», a raíz de las declaraciones del vicepresidente y consejero delegado del Grupo Freixenet, Pere Ferrer, en el diario La Vanguardia, donde ha apelado a los nuevos vocales que surjan del proceso electoral en la Denominación de Origen (D.O.) Cava «a asumir un viraje de 180 grados de las normas de la D.O., y romper el consenso conseguido recientemente para sacar adelante el Plan Estratégico del Cava, y en última instancia, la intención explícita de irse de la D.O. Cava si no consigue que el consejo le apoye».

El sindicato agrario ha recordado que en 2019 esta empresa «decidió reducir un 30% el precio de la uva y del vino pagado a los viticultores catalanes, precio que todavía se redujo más en 2020 y 2021, alegando una situación de excedentes en el ámbito de la D.O. Cava». En ese momento, el consejo regulador «luchó para limitar las nuevas plantaciones de vid y, por tanto, para no crecer en superficie y evitar más excedentes». Además, se aprobó un Plan estratégico basado en la zonificación y la segmentación, «lo que supone un mayor reconocimiento de origen y reducción de rendimientos y producción ecológica para cavas superiores».

Unió de Pagesos ha denunciado que, justo cuando se empieza a poner en marcha este plan, y aprovechando el cambio de vocalías del consejo regulador, el vicepresidente y consejero delegado del Grupo Freixenet «plantea la flexibilización (básicamente un aumento) de rendimientos, la autorización de nuevas variedades, la reducción de los meses de elaboración, etc.». Asimismo, recuerda que ha denunciado en las redes que la propia empresa elabora y vende botellas de Prosecco junto a cava y a un precio más elevado en los lineales de los supermercados, mientras que los viticultores de esta denominación italiana reciben 80 céntimos por su uva, frente a los 18 que han percibido muchos viticultores catalanes. En este sentido, UP reclama a Henkell Freixenet contratos plurianuales con sus proveedores de uva y vino que muestren la voluntad de compensar adecuadamente la materia prima que utiliza.

El sindicato ha sabido, además, que probablemente el Grupo Freixenet presentará candidatura, no a una sino a dos vocalías del nuevo consejo regulador, con el apoyo de la patronal AECAVA, asociación que agrupa, en términos económicos, al 80% de las bodegas de la D.O. Cava. En el caso de confirmarse esta información, y vistas las propuestas de la empresa, Unió de Pagesos se pregunta si «la mayoría de cavistas apoyan y, por tanto, están de acuerdo en producir más y experimentar con nuevos equilibrios en el sector». El sindicato agrario ha pedido una reunión urgente con el presidente de esta asociación, Damià Deàs.

Por todo ello, Unió de Pagesos pide «respeto, responsabilidad y coherencia tanto a AECAVA como a Henkell Freixenet, y ya que hasta ahora las reglas del juego aceptadas han sido las de la D.O., requiere que planteen soluciones que tengan por objetivo mantener el cultivo de la viña en nuestro territorio y, al mismo tiempo, que todos los elementos de la cadena de producción y elaboración sean adecuadamente remunerados».

https://uniopagesos.cat/

Publicidad

 
 

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito


Entra en el Kiosco para accecer a tus suscripciones, descargar revistas en abierto, comprar ejemplares, ...

Publicaciones recomendadas

Colaboramos con: