Agricultores de primera y de segunda

Artículo de opinión de Óscar Salazar, presidente de la Unión de Agricultores y Ganaderos de La Rioja, entidad miembro de la COAG (UAGR–COAG).

 

En estos días estamos asistiendo a un falso debate entre PSOE y PP a ver quién defiende más a nuestra Comunidad, oponiéndose ambos a una línea de alta tensión que atraviesa La Rioja de este a oeste para llevar electricidad producida en Zaragoza hasta el País Vasco (y quizá hasta Francia). Pero mientras estos partidos centran el debate público en este proyecto, cientos de hectáreas de La Rioja van a pasar, de ser tierras de cultivo, a fábricas de generación de energía para uso y disfrute de los grandes núcleos de población. Desde la Unión de Agricultores y Ganaderos de La Rioja denunciamos el cinismo de estos grandes partidos, que focalizan la atención en una línea eléctrica (de evidente impacto en el paisaje riojano, no lo discutimos), pero ponen alfombras rojas a los promotores de los megaproyectos de plantas fotovoltaicas y eólicas que esos sí que van a destruir irreversiblemente cientos de hectáreas en los valles de Ocón y Jubera y en las inmediaciones de Santo Domingo de la Calzada.

Una línea eléctrica, aunque expropie poco terreno, tiene evidentes efectos sobre el paisaje, una cuestión clave en una región como la nuestra tan enfocada al turismo, especialmente al enológico. Pero en la Unión no podemos dejar de señalar que la línea de alta tensión proyectada afecta especialmente a terrenos cultivados de viña, por lo que vemos cómo hay unos actores muy poderosos en nuestra Comunidad, las grandes bodegas, que lógicamente han puesto el grito en el cielo ante esta grave agresión al paisaje. Y en la UAGR nos preguntamos si acaso hay agricultores de primera, los que cultivamos viña, y otros de segunda, los que cultivamos otros alimentos como cereales, alubia verde, guisantes, patatas o remolachas. Porque lo que está claro es que la oposición, desde los grandes partidos y desde otros muchos actores, no está siendo ni mucho menos la misma respecto a la línea de alta tensión citada, que a los macroparques de renovables que mucho nos tememos veremos en nuestros campos bien pronto. Por cierto, que lo mismo sucedió con el tren, que cuando se proyectó el AVE por terrenos de viña la oposición fue bestial, pero cuando el anterior Gobierno se inventó un nuevo trazado por Rioja Alta la respuesta ya no fue tan alta.

Volviendo al proyecto de línea de alta tensión Tauste–Júndiz, en cuanto lo conocimos, como no podía ser de otra manera, nos opusimos, al igual que venimos haciendo con el resto de agresiones al campo riojano. Así, en noviembre de 2021, en sintonía con las plataformas en defensa del paisaje, firmé como presidente de la UAGR–COAG una alegación ante el Área Funcional de Industria y Energía de la Delegación del Gobierno a la línea citada en la que, entre otras cosas, pedíamos que no se admitiera la solicitud del promotor por ser insuficiente e incompatible con el medio ambiente, que se dictara Declaración de Impacto Ambiental desfavorable, y que, finalmente, se acordara la nulidad de la tramitación del proyecto. De nuevo alegamos en febrero de 2022, desmontando una por una a todas las respuestas de Forestalia a las cuestiones que se plantearon en las alegaciones del año anterior. Y el 28 de marzo del año pasado tuvimos que presentar alegaciones a otro proyecto de línea de evacuación que, proveniente de Tauste, conectaba con la subestación eléctrica ubicada en Santa Engracia de Jubera.

Como se ve, la UAGR está claramente en contra de la línea de alta tensión, que se unirá a la ya existente en tierras riojanas y que lleva años estropeando el paisaje. Pero lo que no hace la Unión, a diferencia de otros, es rasgarse las vestiduras por este proyecto, mientras se permite que los megaproyectos de placas solares y molinos ¡de 200 metros de altura! inunden fértiles tierras de parcelarias en las que las administraciones europea y regional han invertido millones de euros en los últimos años. En estos tres últimos años he firmado 110 alegaciones y recursos de alzada ante las diferentes agresiones al paisaje y a las tierras de cultivo riojanas. También la UAGR ha trabajado contra el nuevo proyecto de tren por La Rioja Alta hasta Pancorbo.

Reclamamos a los actuales gobernantes que, más allá de oponerse con bombo y platillo a este proyecto de línea eléctrica, demuestren su compromiso con todos los agricultores y los ganaderos riojanos frenando los macroproyectos de parques solares y eólicos que amenazan el futuro de cientos de familias riojanas. En la Unión de Agricultores y Ganaderos estamos hartos ya de buenas palabritas y discursos rimbombantes contra la despoblación rural, mientras vemos que unos y otros permiten, cuando no fomentan, las trabas a que los profesionales del campo podamos desarrollar nuestro trabajo. Una tarea, no lo olvidemos, que no es otra que alimentar a toda la población.

Publicidad

  

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito


Entra en el Kiosco para accecer a tus suscripciones, descargar revistas en abierto, comprar ejemplares, ...

Publicaciones recomendadas

Colaboramos con: