Aumenta un 24% la producción de vino y mosto en España

La producción de vino y mosto en la última campaña en nuestro país ha alcanzado los 46,70 millones de hectolitros, cifra que es un 24% superior a la anterior y un 11% mayor a la media de las últimas cuatro campañas. Por lo que respecta a las salidas totales, si bien son inferiores a las de campañas pasadas por razón de la pandemia, el comportamiento de las exportaciones está siendo fluido. Así, el volumen exportado en los 6 primeros meses de campaña ha sido un 1% superior al de la pasada y un 5% superior al mismo periodo de la 2018/2019; no ha ocurrido lo mismo en valor, que ha sido inferior para los mismos periodos.

Estos datos han sido expuestos en el transcurso de una reunión celebrada por videoconferencia entre representantes del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y del sector vitivinícola español. En la misma, presidida por la directora general de Producciones y Mercados Agrarios del MAPA, Esperanza Orellana, se ha informado del trabajo realizado por el ministerio, con la colaboración de las propias organizaciones del sector, para solicitar a la Comisión Europea fondos adicionales que permitan poner en marcha medidas extraordinarias de apoyo para el sector en este ejercicio 2021.

Cabe señalar al respecto que a tal fin, España lideró los trabajos para la presentación en el Consejo de Ministros de Agricultura del pasado mes de marzo de una declaración conjunta, para la que logró los apoyos de 14 Estados miembros con carácter previo y de otros, entre ellos Alemania, durante el Consejo. En respuesta, la Comisión se comprometió a estudiar los márgenes presupuestarios y volverá a tratarse este punto en el Consejo de abril.

Además, en el trascurso de la reunión se ha analizado el estado y situación del sector; en este sentido, se han constatado las dificultades que ha atravesado y continúa atravesado con motivo de la crisis derivada de la Covid–19.

El MAPA ha señalado que uno de los objetivos de la reunión ha sido «avanzar en los debates sobre el diseño de herramientas para el reequilibrio del mercado del vino a medio y largo plazo, fundamentalmente mediante la puesta en marcha de una norma de comercialización». Dicha norma debe permitir «avanzar en la regulación de la oferta, de acuerdo a las posibilidades que otorga la reglamentación comunitaria y nacional en la materia. Concretamente, se han intercambiado puntos de vista sobre la posibilidad de reducir los rendimientos productivos y/o de realizar retiradas de producto por parte del propio sector, conforme a las iniciativas que planteó en el ministerio en 2019 a partir de una propuesta de la interprofesional».

En este sentido, se han repasado algunas medidas adoptadas en 2020, como la limitación de rendimientos por hectárea para todas las parcelas de uva de vinificación y la posibilidad de aplicar un incremento del volumen de alcohol que deben de contener los subproductos.

Por último, se ha abordado el debate sobre el papel del Programa de Apoyo al Sector Vitivinícola (PASVE) como herramienta del sector para ganar en competitividad en el nuevo escenario de la PAC futura y se ha informado sobre los principales aspectos de la reforma de esta para el sector

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas