Barcelona Wine Week registrará un alto nivel de participación

El salón Barcelona Wine Week (BWW), que Fira de Barcelona organiza a través de Alimentaria Exhibitions del 7 al 9 de febrero de 2022, volverá a congregar la mayor oferta vitivinícola del país «para mostrar toda su potencia y variedad ante los compradores nacionales e internacionales y contribuir, tras la pandemia, a la recuperación de las ventas y la consolidación de su internacionalización». Al respecto, sus organizadores han señalado que «así lo indica la gran acogida que la industria ha dispensado al certamen que reunirá a más de 600 bodegas, la práctica totalidad de las Denominaciones de Origen (DD. OO.) y las marcas más consolidadas del mercado». En estos momentos, la segunda edición de BWW cuenta ya con una importante parte de su espacio reservado (cerca del 77%) y con la confirmación de participación de más de 400 empresas y firmas distribuidoras.

Marta Macías, responsable del certamen, ha indicado que «BWW será el primer certamen del año 2022, tanto en España como en sus mercados de influencia, lo que sin duda le otorga una importante ventaja competitiva respecto a otras convocatorias del sector».

BWW 2022 pretende visibilizar y dar proyección internacional a todas estas variedades históricas, vinificaciones olvidadas y ahora minoritarias, pero de gran interés por su resistencia y contribución a la preservación del medio ambiente (en España hay plantadas cerca de 150 variedades autóctonas de uva). Macias considera que estas variedades son «más auténticas, resistentes y referentes de una agricultura sostenible que lucha en contra del cambio climático». Por este motivo, «su recuperación es una tendencia al alza a la que se están dedicando tanto pequeñas productoras como bodegas de gran tamaño».

Junto a la proyección internacional de la producción autóctona, Barcelona Wine Week pondrá el foco en aumentar las oportunidades de negocio de las empresas expositoras, propiciándoles encuentros y ocasiones de contacto con compradores internacionales, distribuidores, importadores, mayoristas o detallistas con el objetivo de incrementar sus exportaciones o facilitarles el acceso a nuevos mercados. En este sentido, la Federación Española del Vino (FEV) es un partner estratégico del salón. Para su director general, José Luis Benítez, «BWW permitirá impulsar la tendencia positiva de nuestras exportaciones de los últimos meses y seguir consolidando el crecimiento en valor en los mercados internacionales».

 

Más de 4.000 reuniones de negocio
Para asegurar la presencia en el salón de los principales operadores nacionales e internacionales del sector, el programa BWW Hosted Buyers invitará a más de 350 profesionales internacionales de alto nivel, procedentes de más de 40 países compradores de vino español, cuya presencia en el certamen propiciará la celebración de más de 4.000 reuniones de negocios con las empresas expositoras. Además de esta delegación de profesionales internacionales –procedentes mayoritariamente de EE. UU, Canadá, Alemania, Reino Unido, Bélgica y Holanda–, el programa VIP Buyers convocará a cerca de 1.300 profesionales nacionales del sector con poder de decisión de compra en la distribución, la hostelería y el comercio acreditado.

BWW 2022 reunirá en el palacio 8 del recinto de Montjuic de Fira de Barcelona, a toda la diversidad del vino español, desde pequeñas bodegas con gran vocación internacional hasta las marcas más emblemáticas y reconocidas del panorama vitivinícola español. El salón potenciará de nuevo «un modelo expositivo que lo hace único y que propone un recorrido experiencial por el territorio vitivinícola nacional a través de un formato articulado en torno a la gran variedad de zonas productoras, favoreciendo la presencia igualitaria entre las bodegas y las marcas participantes».

Como en su primera edición, que contó con la presencia de 15.600 profesionales, un 13% de ellos procedentes de 54 países, la zona comercial se estructurará en dos grandes áreas: BWW Lands, que reunirá a las bodegas organizadas por Denominaciones de Origen y otros sellos de calidad, y BWW Brands, donde se encontrarán también las marcas más emblemáticas y reconocidas junto a empresas que ofrecen equipos, accesorios y servicios al sector. En paralelo, el certamen desarrollará un amplio programa de actividades que potenciará las experiencias formativas y sensoriales ligadas al vino.

 

Consolidando la recuperación
Todo apunta a que 2021 será un buen año para los vinos españoles, según datos del Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMV), que avanzan una fuerte demanda tanto de los mercados internacionales como del mercado español que harán que el sector se recupere al ritmo que lo hacía en 2019. A ello contribuirá la suspensión temporal de los aranceles de Estados Unidos, que está animando las exportaciones, la reapertura de la restauración y la hostelería, y el aumento del consumo en el mercado interno.

La facturación de las cerca de 4.300 bodegas españolas asciende a 5.381 millones de euros al año y la actividad de la cadena de valor vitivinícola supone el 2,2% del Valor Añadido Bruto en España, según la FEV. Los vinos españoles se venden en 189 países, y España es ya el segundo exportador mundial en volumen y el tercero en valor.

La industria vitivinícola es una gran generadora de valor para la economía. Antes de la pandemia de la Covid–19, casi 3 millones de personas al año visitaban las bodegas y museos de las Rutas del Vino de España, con un gasto cercano a 80 millones de euros al año.
www.barcelonawineweek.com

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito


Entra en el Kiosco para accecer a tus suscripciones, descargar revistas en abierto, comprar ejemplares, ...

Publicaciones recomendadas

 

Colaboramos con: