De riego con motor diésel a energías limpias, la apuesta de Novagric

Novagric, con más de 44 años de experiencia ofreciendo un servicio integral en instalaciones de agricultura profesional, desarrolla proyectos agrícolas de impacto positivo en todo el mundo, tanto en invernaderos (equipados con alta tecnología de control y automatización de riego y clima) como en instalaciones de riego al aire libre y tratamiento de aguas, «dando lugar a una nueva agricultura inteligente que ayuda a los productores a sumar calidad en sus cultivos y productividad en sus cosechas reduciendo la huella hídrica y energética».

La compañía ha realizado una instalación que incluye montaje de las placas que producen la energía; un cuadro eléctrico que la transforma; un equipo de bombeo, un sistema de automatismo y un equipo de filtrado y otro de abonado. Además, ofrece al cliente tener control remoto con la App del control del riego para acceder desde cualquier parte del mundo.

Novagric ha explicado que cada vez son más los agricultores que dan el salto al cultivo sostenible con energías limpias consiguiendo reducir costes y huella de carbono. Este es el caso de Javier, un joven agricultor de Tomelloso (Ciudad Real), que ha heredado la finca de su abuelo donde se cultivaba viña y ahora, ha decidido apostar por la producción de almendro con energías limpias. La finca consta de una instalación de riego por bombeo solar con energía fotovoltaica desarrollada por Novagric, en sustitución del viejo riego con motor de gasoil. «Ahora que empezamos de cero hemos apostado por algo mucho más limpio», ha afirmado Javier, creando así, una energía limpia que aprovecha la luz del sol y respeta el medio.

Ventajas

Los sistemas de riego impulsados por grupos electrógenos no sólo implican un mayor gasto en gasoil, también requieren de mucho mantenimiento, por lo que, «tener esta alternativa no solo reduce los costes de combustibles fósiles, también el mantenimiento de los sistemas».

Para este tipo de instalaciones se necesita hacer una inversión inicial, pero como ha señalado el joven, «con las placas solares el gasto lo haces el primer año y después se va amortizando, ya que se amortizan en un tiempo de entre de cinco y seis años, asegurando un mínimo de 25 años de funcionamiento del panel solar, por lo que se traduce en casi 20 años gratis».

Otra de las ventajas de tener el sistema de riego solar, es su gran autonomía. Las horas de sol que se pueden aprovechar dependen de la estación del año, pudiendo llegar hasta las once horas diarias de sol. Javier decidió dar el salto al bombeo solar con Novagric por «la confianza y cómo trabajan».

www.novagric.com/es

Publicidad

 
 

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito


Entra en el Kiosco para accecer a tus suscripciones, descargar revistas en abierto, comprar ejemplares, ...

Publicaciones recomendadas

Colaboramos con: