El consumo de vino catalán con D.O. sigue creciendo en Cataluña

El vino con D.O. es la opción preferente para el consumidor catalán

 

Los vinos catalanes con Denominación de Origen (D.O.) lideran, por sexto año consecutivo, el mercado de Cataluña. La cuota de mercado es del 41,3% en 2019, superando el umbral del 40%, una cifra jamás alcanzada hasta ahora, según figura en el informe Nielsen encargado por el Instituto Catalán de la Viña y el Vino (INCAVI).

Además, en los últimos 9 años, la tendencia ha sido al alza, con un incremento de hasta 14 puntos: el consumo en 2010 era del 27,8% y, ahora, del 41,3%. Así pues, el año pasado de cada 10 botellas de vino que se han consumido en Cataluña, 4 han sido de alguna D.O. catalana.

El director general del INCAVISalvador Puig, ha manifestado al respecto que «se trata de una evolución muy positiva, ya que el crecimiento es continuado y consolidado, y muestra que el liderazgo del vino catalán con D.O. en Cataluña es evidente».

Esta evolución positiva se debe, según ha comentado Puig, «al trabajo continuo del sector del vino catalán, de las bodegas, de las D.O. y de la propia administración para ofrecer vinos de gran calidad y la tarea en difusión de la cultura del vino y por prestigio que tienen».

El informe Nielsen analiza el volumen y el valor de las ventas de vino en el canal hostelería y en el canal alimentación. Asimismo, de entre las Denominaciones de Origen catalanas, la D.O. Cataluña tiene el 16,6% del mercado, seguida por la D.O. Penedès, con un 7,2%, y la D.O. Terra Alta, con un 5,5%. En cuanto el valor, este se ha incrementado en todas las Denominaciones de Origen, «un dato muy positivo que muestra el reconocimiento hacia el vino catalán con D.O.».

Además, si se tiene en cuenta el consumo de vino catalán con D.O. en el conjunto de España, este ha crecido, con un 8,74% de cuota de mercado.

 

Preferencia por el vino con D.O.
En el estudio se refleja, por lo que se refiere al consumo de vino con D.O. (catalanas y del resto del estado), que el vino con D.O. es la opción preferente para el consumidor catalán, frente a otras opciones como el vino sin D.O., el de importación y el vino sin alcohol. Respecto al año pasado, el consumo de vino con D.O. ha crecido un 4%. La evolución anual de las ventas muestra que crece el volumen de vino con D.O. (+3,5%) y también aumenta un 4% su valor. 

La Covid–19 ha tenido un impacto negativo para el sector vitivinícola catalán, especialmente en el canal HORECA, por el cierre de restaurantes y el descenso del turismo. Sin embargo, el sector ha hecho valer la importancia del producto de proximidad, en la medida que ha asegurado el abastecimiento, y el papel clave para el territorio y la sostenibilidad.

La administración y el sector avanzan para reforzar estos conceptos y trabajar para que la ciudadanía se los haga cada vez más suyos. En esta línea, el INCAVI, junto a las Denominaciones de Origen, ha puesto en marcha una campaña de comunicación para potenciar el vino con D.O. y favorecer el consumo de proximidad.

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas