El programa Vinventions Angel impulsa a 6 proyectos enológicos sostenibles

Con la primera edición de los Vinventions Angel, el programa de patrocinios que apoya la innovación y la sostenibilidad dentro del sector del vino, la compañía Vinventions impulsa de manera decidida a un total de 6 proyectos enológicos sostenibles.

En esta primera convocatoria lanzada en diciembre del año pasado con cerca de 35 proyectos de vino participantes, el programa de patrocinios Vinventions Angel ha repartido entre los seis mejores proyectos la cantidad de 15.000 euros; además, asesorará en la gestión del embotellado con la tecnología de la marca Wine Quality Solutions, y ofrecerá más de 60.000 cierres de vino para tapar los nuevos vinos de la vendimia 2020, así como la ayuda de marketing para hacer realidad cada uno de los proyectos y darlo a conocer al mercado.

Según ha explicado la compañía, este nuevo programa “nace del propósito y compromiso de Vinventions con la sostenibilidad y la reducción de la huella ambiental, con un importante objetivo de contribuir positivamente a construir un sector del vino más sostenible”.

Para ello, Vinventions cuenta con la alianza de Wine is Social, comunidad de vinos online y distribuidora, donde reputados sommeliers catarán los vinos y se presentarán al público una vez estén listos para la comercialización.

Sébastien Andrés, director de España y Portugal de Vinventions, ha indicado que “estamos muy orgullosos de promover las alternativas sostenibles y colaborar con nuevas generaciones de productores de vino, sobre todo, por la pasión que respiran por innovar. Y nos alegramos que muchos de los proyectos enviados tengan también una gran sensibilidad por el packaging”. Para añadir que “hay una mayor concienciación hacia las soluciones más sostenibles, basadas en la economía circular, sin perder de vista la calidad necesaria para la conservación y la crianza en botella de los vinos. Esperamos que en estos momentos difíciles que nos toca vivir, este reconocimiento les sea de gran ayuda y un fuerte impulso a sus proyectos”.

Los seis proyectos ganadores de la primera edición del programa Vinventions Angel son:

-Totó Marqués con su proyecto Prades 950 (Prades, Tarragona) que nace con especial sensibilidad al escenario del cambio climático y su mitigación. Empezaron con la plantación de 4 hectáreas de viñedo en 2008, en una finca situada en el centro del bosque de Poblet, en las laderas de las Montañas de Prades y en suelos de licorella.

-Toledo & Ajenjo, con el proyecto #garagewine (Quintanar de la Orden, Toledo), que tiene entre sus particularidades la elaboración de vinos monovarietales, de variedades autóctonas, locales y minoritarias; optando por un concepto de vino innovador, pero volviendo a los orígenes del vino tradicional de la zona.

-Bodega Lagravera (Alfarrás, Lérida), protyecto que es sostenible desde su base, ya que en su creación con la plantación de la finca ‘vinya Núria’ representa la recuperación de un espacio yermo donde había una antigua gravera, para dar paso a la vida con los viñedos, y todo el ecosistema alrededor de ellos. Todos los trabajos realizados están dentro del marco de la agricultura ecológica desde sus inicios, y biodinámica a partir de 2012, ostentando el certificado Demeter ya en 2014.

-Finca Volvoreta, con el proyecto de Bodega l’Amphore (Sanzoles, Zamora). Es pionera en aplicar prácticas de agricultura ecológica y biodinámica en Toro, con un cultivo respetuoso con el ecosistema y enología poco intervencionista. Concretamente, en su nuevo proyecto L’Amphore, elaboran vinos de Tinta de Toro en tinajas de barro, fermentando en ellas enterradas en el mismo viñedo de donde nacen. Así combinan la potencia tradicional de la variedad Tinta de viñedos centenarios, con una sublime elegancia y complejidad.

-Mas Vida (Cistella, Gerona), una pequeña bodega en la que entienden que para hacer vino ecológico hay que ir más allá de dejar de utilizar sistémicos y herbicidas. Por eso, se esfuerzan para conseguir un suelo más vivo cada día y una biodiversidad en todas sus fincas con el cultivo de la viña, el olivar y el bosque. El principal reto es demostrar que es posible elaborar un vino con un impacto positivo para las personas y al mismo tiempo para el medioambiente.

-Titerok-Akaet (Isla de Lanzarote, Canarias). Este nuevo proyecto se inicia con la idea de recuperar y mantener parcelas antiguas con gran heterogeneidad varietal y gran variabilidad de suelos y paisajes. Esta heterogeneidad es una cualidad del viñedo canario que hay que preservar adaptándola, la viña a su manera de trabajo e integrándola en el entorno, haciendo uso de técnicas sostenibles que se adaptan a los nuevos problemas en la agricultura como el cambio climático o nuevas enfermedades.

www.vinventions.com

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas