El sector del vino extremeño reclama un plan de apoyo más ambicioso ante su peor crisis

UPA-UCE Extremadura ha criticado el plan de apoyo, en forma de Real decreto, que prepara el Gobierno central para apoyar al sector del vino. Cabe recordar que este importante sector para la economía española afronta una crisis «brutal» por el cierre del canal Horeca durante el estado de alarma por la crisis del Covid-19, que supone un 60% de su comercialización.

Esta organización agraria ha señalado que las partidas presupuestarias son «a todas luces insuficientes», además de criticar el hecho de que no se articulan ayudas nacionales, sino la recuperación del Programa de Apoyo al Vino (PASVE) que viene de fondos comunitarios.

«No podemos entender que en este contexto de crisis a nivel europeo no se active el fondo europeo de reserva o crisis, y cuya aplicación debería ser destinada en parte al sector vitivinícola»ha manifestado la secretaria del vino de UPA-UCECatalina García.

 

Propuestas de UPA-UCE
UPA-UCE
ha reclamado un esfuerzo de las Administraciones públicas, y en particular del Ministerio de Agricultura, para incrementar la partida presupuestaria de apoyo al sector vitivinícola. Así, esta organización agraria apoya una destilación de crisis que elimine al menos 2 millones de hectolitros del mercado (0,5 para D.O. y 1,5 para el resto) con una ayuda de 0,4 €/hl para vinos D.O. y 0,3 €/hl para el resto. Pero plantea, además, que las ayudas se establezcan en hectogrados y no en hectolitros.

En relación con el almacenamiento privado, solicita ampliar el volumen de vino, de 2 hasta al menos 3 millones de hectolitros, y «que se incluya también a los vinos de indicación geográfica protegida (IGP), además de que un mismo operador se pueda acoger a la destilación de crisis y al almacenamiento siempre y cuando no se trate del mismo volumen de vino».

Respecto a la cosecha en verde, desde UPA-UCE «se demanda un incremento de la ayuda del 50 al 60% (porcentaje establecido en el Reglamento Delegado UE 2020/592) del valor medio de la uva de las tres últimas campañas en el ámbito territorial donde se ubique la parcela de viñedo objeto de la vendimia en verde, que la comunidad autónoma deberá definir». Asimismo, que «se establezca una fórmula de reparto en la reducción de superficie con ayuda concedida a través de un prorrateo de las hectáreas asignadas, dado que no se contempla el reparto de la ayuda en el caso de que la superficie solicitada de cosecha en verde rebase las limitaciones establecidas». Y, además, «diferenciar varias fechas para finalizar la vendimia en verde dada la diversa heterogeneidad en la fenología a lo largo de nuestra geografía».

En relación con la limitación de rendimientos para todas las campañas, y no de manera excepcional para esta, de las uvas sin una calidad diferenciada, la organización «está de acuerdo con la propuesta (18.000 kg/ha para uvas tintas y 20.000 kg/ha para uvas blancas) y cuyo exceso por encima de esos rendimientos se plantea que vaya a usos industriales».

Finalmente, apoya que las prestaciones vínicas (destilación de subproductos) se incrementen del 10 al 15%, según cada campaña.

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas