El sector vitivinícola celebra la moratoria arancelaria entre EE. UU. y la UE

EFOW (European Federation of Origin Wines), organización europea de la que la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV), forma parte junto a las organizaciones representativas de las DD. OO. en Francia, Italia y Portugal, y la propia CECRV muestran su satisfacción por el anuncio realizado el viernes por la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y la oficina del Representante de Comercio de EE. UU. de suspender por un periodo inicial de cuatro meses las medidas de represalia comercial que afectan al sector vitivinícola y otros sectores agrarios de la UE, como el del aceite de oliva, mientras se busca una solución final al conflicto Airbus–Boeing.

A esta celebración se ha sumado la FEV (Federación Española del Vino), que ha resaltado que solo en 2020, los aranceles han provocado una caída del 9% en valor y del 4,5% en volumen de vino español exportado a EE. UU., además de una disminución de cerca del 5% en el precio medio del vino que se exporta. Además, esta medida ha afectado gravemente a casi el 90% de las bodegas que, además de ver disminuida su facturación por una caída en el volumen exportado, han tenido que absorber en su margen comercial todo o gran parte de ese 25% para no elevar su precio de venta, según se desprende de la encuesta de impacto realizada por la FEV entre sus asociados el año pasado, lo que ha significado una perdida adicional de varias decenas de millones de euros.

Cabe reseñar que Estados Unidos es, con mucho, el mayor mercado de exportación de vinos de la UE en términos de volumen y de valor y va a continuar siendo uno de los principales mercados para nuestro sector, tanto a nivel europeo, como a nivel nacional. A esta problemática se ha sumado la situación generada por la Covid–19.

Durante meses, la Comisión Europea y los Estados Miembro más afectados, entre ellos España, han estado tratando de negociar una solución pactada con la Administración de Estados Unidos. Asimismo, el Parlamento Europeo, que apoyaba también esas negociaciones, había pedido apoyo para los sectores indebidamente afectados.

Para el presidente de CECRV, David Palacios, «se ha dado un paso muy importante, pero toca seguir redoblando esfuerzos, tanto a nivel europeo, como por parte de nuestras autoridades nacionales, para que las negociaciones entre la UE y Estados Unidos supongan el fin definitivo de estos aranceles, que nunca debieron aplicarse y que en nada han ayudado a las relaciones comerciales entre dos zonas del mundo que compartimos multitud de valores e intereses».

Por su parte, el director general de la FEV, José Luis Benítez, ha querido agradecer también al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y al de Agricultura su receptividad y colaboración estos meses, escuchando y trabajando junto al sector para buscar una solución al conflicto y con los que ha mantenido diversas reuniones de trabajo en el último año para abordar la cuestión. Asimismo, ha solicitado a las autoridades españolas que presionen a la UE para negociar desde ya una solución definitiva al conflicto con EE. UU. que consolide la suspensión por ahora temporal de los aranceles en un mercado fundamental para el vino español envasado como segundo destino en valor para nuestras exportaciones.

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 

Colaboramos con: