Evidencia científica sobre los efectos saludables del consumo moderado de vino

El resveratrol, molécula presente en el vino entre otros alimentos, protege frente al envejecimiento celular, según ha explicado Mairena Martín, catedrática de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Castilla-La Mancha y asesora científica de la Fundación para la Investigación del Vino y la Nutrición (FIVIN), en el webinar online ‘Salud y Alimentación’, que se ha llevado a cabo dentro de los Diálogos Agroalimentarios que organiza Cooperativas Agroalimentarias de Castilla–La Mancha, en colaboración con Globalcaja.

Martín ha señalado que «el organismo tiene defensa para el estrés oxidativo y nuestro cuerpo tiene algunos agentes antioxidantes naturales, pero debido a la gran exposición de factores ambientales que generan esa oxidación, necesitamos ingerir en la dieta mayor nivel de antioxidantes. Esta oxidación genera fundamentalmente efectos cancerígenos y está relacionada con enfermedades neurodegenerativas».

Los efectos antioxidantes del resveratrol han sido la base del estudio que ha elaborado la catedrática en colaboración con las universidades Pompeu Fabra y Autonóma de Barcelona, donde se ha observado que dicha molécula, presente en el vino, podría tener un efecto neuroprotector frente a enfermedades neurodegenerativas como la de Alzhéimer. Las conclusiones de este estudio han sido publicadas en la prestigiosa revista científica Free Radical Biology & Medicine. Mairena Martín también ha advertido que los efectos beneficiosos del vino siempre deben ser considerados en un consumo moderado. Así, ha subrayado que «es muy importante consumir vino de manera moderada, porque si ingerimos una cantidad excesiva, aumentará la ingesta de alcohol y se bloqueará el efecto protector del resveratrol».

Otro ponente, el Dr. Ramón Estruch, coordinador científico de la Fundación Dieta Mediterránea, también ha resaltado las propiedades beneficiosas del vino. Al respecto ha indicado que «la dieta mediterránea ha sido reconocida como una de las más saludables del mundo, incluso por países no mediterráneos como Estados Unidos. Dentro de este contexto, destaca especialmente el papel del vino, que se engloba dentro de la pirámide de la dieta mediterránea. Actualmente, sabemos que un 20% de los efectos saludables de la dieta mediterránea hay que atribuirlo a un consumo moderado de vino con las comidas».

En el seminario también han participado Ángel Villafranca, presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de España y de Castilla-La Mancha, y presidente de la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) y Elena Escobar, directora general de Alimentación de la Junta de Castilla-La Mancha, que han sido los encargados de dar la bienvenida a los asistentes. Asimismo, se ha realizado una mesa redonda en la que además de Mairena Martín han participado Teresa Pérez, gerente de la Interprofesional del Aceite de Oliva; Ángela Rubio, profesora e investigadora de la Universidad de Castilla-La Mancha y el cocinero toledano, Adolfo Muñoz, en la que se han defendido los alimentos que componen la Dieta Mediterránea, declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas