Las cooperativas analizan aspectos prácticos para exportar a Reino Unido

Para el sector agroalimentario este mercado es muy importante ya que importa de la UE el 60% de las frutas y hortalizas y el 70% del vino

 

Cooperativas Agro–alimentarias de España ha organizado con CaixaBank un #SeminariosCoops en el que diversos expertos han analizado los aspectos prácticos para que las cooperativas agroalimentarias españolas puedan exportar al Reino Unido tras el Brexit. Este evento se ha realizado online cuando quedaban tres semanas para que finalizase el acuerdo transitorio de salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), a partir del 1 de enero de 2021.

En la inauguración de este seminario virtual, Gabriel Trazado, director de los Servicios Técnicos de Cooperativas Agro–alimentarias de España, ha señalado que el objetivo del mismo era resolver las dudas de las empresas cooperativas exportadoras ante la nueva frontera con el Reino Unido sobre temas relativos a la declaración aduanera, la gestión de tránsito de productos o las plataformas de inscripción, entre otros. Por su parte, Juan Corbalán, director de la delegación en Bruselas de Cooperativas Agro-alimentarias, ha destacado que pese a que todavía existen escollos para alcanzar un acuerdo, tanto la Comisión Europea como el gobierno británico continúan negociando para lograr un acuerdo antes del 31 de diciembre. Para el sector agroalimentario, este mercado es muy importante ya que importa de la UE el 60% de las frutas y hortalizas y el 70% del vino, entre otros. Asimismo, Corbalán ha resaltado que Cooperativas Agro-alimentarias realiza un seguimiento de las negociaciones participando en la Task Force del Copa–Cogeca donde se debate sobre la situación específica del sector agrario.

La primera ponencia debería de haber sido de un representante de la Comisión Europea, pero mientras las negociaciones estén en marcha han declinado hacer cualquier tipo de declaración o manifestación.

 

Reino Unido

Sí que ha hablado Nick White, secretario Agricultura y Medio Ambiente de la embajada británica en España, quien tras afirmar que «habrá cambios, haya o no acuerdo», ha expuesto el calendario que entrará en vigor el 1 de enero de 2021 y ha destacado que todas las empresas deberán contar con un número EORI, es decir un número de Registro e Identificación de Operadores Económicos, que puede solicitarse previamente. White ha indicado que a partir del 1 de enero se requiere para exportar a Reino Unido la certificación de los bienes, la declaración de exportación, la salida de los bienes y los requisitos necesarios para luego entrar en la UE y, por supuesto, los requisitos para importar bienes a este país. El secretario de Agricultura y Medio Ambiente de la embajada británica ha reiterado que «sin documentos, no habrá transporte» y que es imprescindible prepararse. Asimismo, ha señalado que el Reino Unido introducirá controles fronterizos en varias fases, comenzando con algunos controles a partir del 1 de enero, hasta implementarse controles completos para todo tipo de bienes el 1 de julio de 2021. A partir de esa fecha los comerciantes tendrán que realizar declaraciones aduaneras completas o utilizar procesos simplificados, si están autorizados para ello.

Nick White, secretario Agricultura y Medio Ambiente de la embajada británica en España, «habrá cambios, haya o no acuerdo»

Durante su presentación White ha expuesto los requisitos necesarios para los productos vegetales, animales, alimentos y piensos, los cambios en el etiquetado alimentario (que serán obligatorios para toda la mercancía vendida en Gran Bretaña a partir del 30 de septiembre de 2022), las Indicaciones Geográficas), así como las normas de comercialización. En este último apartado, el experto ha subrayado que en el caso de las frutas y hortalizas las importaciones británicas deberán ir acompañadas por el Certificado de Conformidad de la UE, emitido por el Estado miembro exportador. Además, se hará una selección de una muestra de las importaciones para los controles y para verificar que cumplen con los estándares de comercialización de Reino Unido. Nick White también ha comentado que el proceso por el cual los Estados miembros de la UE pueden pedir su acreditación formal como Servicio de Inspección Aprobado de Gran Bretaña será publicada antes del 1 de enero de 2023.

Por otro lado, y para asegurar que no habrá perturbaciones en las importaciones de vino a partir del 1 de enero de 2021, los certificados VI–1 no serán necesarios para importar vino desde la UE hacia Reino Unido, prolongándose este periodo de continuidad durante seis meses hasta el 1 de julio del próximo año. Respecto a las exportaciones, los envíos a exportar desde las islas británicas a la UE estarán sujetos a los requisitos comunitarios para el vino de terceros países, incluyendo el certificado EU VI–1.

 

España

Por parte española, María González, Inspectora asesora de la Subdirección General de Gestión Aduanera del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, ha realizado una exhaustiva presentación de los pasos a seguir a partir del primer día del próximo año, cuando Reino Unido pase a ser a todos los efectos un país tercero, tanto a nivel de entrada como salida de mercancías. Al respecto, ha reiterado al igual que el ponente británico la necesidad de contar con un número EORI, y ha anunciado la posibilidad de presentar una pre-declaración de exportación para poder agilizar los trámites.

A continuación, Alicia Sánchez, de la secretaría general de Inspección, Certificación y Asistencia técnica de comercio exterior del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo (MINCOTUR), ha enumerado reiterado que a partir del próximo enero Reino Unido será un país tercero para lo UE como lo son Estados Unidos, China, Egipto o Tailandia. En su intervención ha explicado los posibles escenarios con o sin acuerdo y lo que deben hacer las empresas para familiarizarse con los nuevos requisitos aduaneros y para-aduaneros; averiguar la necesidad de solicitar licencias o certificaciones, homologaciones, etc.; valorar la necesidad de iniciar procedimientos de registro de propiedad intelectual, industrial y de marca; integrar en la matriz de costes de la empresa la previsión de los derivados de nuevas formalidades, requisitos, aranceles, origen del producto… que supondrán tiempo y cargas administrativas; considerar diferentes alternativas logísticas, y revisar los contratos e implicaciones si hay incumplimientos. Sánchez ha puesto algunos ejemplos de aranceles que se aplicarán si no se produce acuerdo hasta sí que lo haya, como en la uva de mesa, del 8% o en la aceituna, del 16%. Todo ello se puede consultar en la página web: https://www.check-future-uk-trade-tariffs.service.gov.uk/tariff.

Emilio García Muro, subdirector General de Acuerdos Sanitarios y Control en Frontera del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), ha manifestado que el aumento de la actividad certificadora en los Puestos de Control Fronterizo en las exportaciones, de mayor impacto en el ámbito fitosanitario, podría suponer un incremento de hasta el 54%, derivado fundamentalmente de la necesidad de certificar las exportaciones de frutas hortalizas, mientras que en las importaciones el aumento de la carga de trabajo puede ser de un 56% sobre todo en lo que afecta al Servicio de Inspección de Sanidad Animal. García Muro ha centrado su exposición en las certificaciones fitosanitarias necesarias, de las que están exentas los cítricos, el plátano, el kiwi, el caqui, el mango, la piña, la guayaba, la fruta de la pasión y los productos procesados y ultracongelados, entre otros. Por el contrario, la patata, semillas de diversas especies, y la madera, corteza, troncos y ramas de diferentes especies si deberán disponer del certificado fitosanitario a partir del próximo 1 de enero.

El representante del MAPA ha recordado a todos los operadores que quieran exportar al Reino Unido y que deban solicitar certificados han de estar dados de alta en la aplicación informática Cexveg (https://servicio.mapama.gob.es/cexvegweb/home), que tiene como objetivo primordial la gestión y tramitación de las solicitudes de Inspección Fitosanitaria de vegetales y productos vegetales en los Puntos de Inspección Fronterizos.

Cabe resaltar que todos los ponentes que representaban a la administración han coincidido en señalar que es necesario que las empresas agilicen los trámites y se han mostrado esperanzadores en que se alcance un acuerdo que evite los aranceles.

 

Cooperativas hortofrutícolas

Para exponer las acciones y preocupaciones de las cooperativas ha participado el presidente del sector de frutas y hortalizas de Cooperativas Agro–alimentarias de España y presidente de la cooperativa Vicasol, Juan Antonio González, quien ha destacado que Reino Unido es el segundo destino de las frutas y hortalizas españolas por detrás de Alemania. González ha indicado que preocupan los aranceles porque puede suponer una pérdida de competitividad para el sector español, además de las posibles retenciones y retrasos que se produzcan en el tránsito de la frontera (hay temor a las largas colas de camiones) y que pueden afectar a los productos perecederos, así como la burocracia excesiva, por lo que ha solicitado que la administración española disponga de una ventanilla única a la que dirigirse para realizar todos los procedimientos necesarios para exportar.

Finalmente, los responsables de Anecoop, José Ignacio Juárez y Javier Viñuales, han mostrado sus dudas sobre la certificación fitosanitaria y cómo los cambios logísticos y operativos van a influir en temas como el packaging, ya que hay clientes británicos a los que se les envía todo preparado ya listo para colocar en el lineal.

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 

Colaboramos con: