Ecosistemas

El Grupo Operativo Viñas Vivas ‘fertilización foliar y economía circular para regenerar la salud, el funcionamiento y la sostenibilidad de los viñedos andaluces’ ha celebrado recientemente su primer encuentro presencial en la Universidad de Cádiz, para promover estrategias innovadoras para acelerar la transición de viñedos convencionales intensivos hacia otros de alto rendimiento que proporcionen una amplia variedad de servicios ecosistémicos.

El investigador principal del proyecto adscrito al Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario (ceiA3), Raúl Ochoa–Hueso, del grupo ‘Función, Ecología y Biodiversidad en Ecosistemas Mediterráneos | RNM–923’ de la Universidad de Cádiz, ha explicado que esta iniciativa surge de «la experiencia previa desarrollada en el proyecto Suelos Vivos, en el que el objetivo era regenerar el funcionamiento y la biodiversidad de los suelos de los viñedos para acelerar la transición sostenible de la viticultura».

Así, el nuevo proyecto pone de manifiesto que «un aspecto fundamental que debía acompañar a esa regeneración de los suelos es el apoyo a la planta, sobre todo en términos nutricionales, porque hay un período crítico de transición en los primeros años en los que la planta sufre más debido a la competencia por nutrientes como el potasio, el fósforo, el hierro o el manganeso, motivando que debamos apoyar a la planta especialmente, y de ahí el nombre de Viñas Vivas».

 

Economía circular

Esta iniciativa nace «con una vocación basada en la economía circular, por lo que todos esos fertilizantes que queremos aportarle a la viña, sobre todo por vía foliar, esperamos que estén basados en el aprovechamiento de los recursos naturales o de los residuos que se generan de la propia viticultura y vinificación». Entre las acciones desplegadas figuran la caracterización de «la composición nutricional de las hojas de los viñedos de Cádiz para tener una línea de referencia y desarrollar indicadores agronómicos de limitación por nutrientes». Dicha información se vinculará «con la que ya disponible del efecto que tienen las cubiertas vegetales sobre la nutrición de los viñedos y vamos a desarrollar fertilizantes foliares basados en los recursos naturales y el uso de restos de vinificación, como pueden ser las lías, para desarrollar fertilizantes con la idea de cubrir demandas nutricionales específicas en momentos concretos».

Para ello, se desarrollarán «esos fertilizantes que posteriormente vamos a testar en condiciones controladas, es decir, con plantas en macetas en experimento de jardín común y en condiciones de campo» y los ensayos se realizarán, además, «en presencia y ausencia de cubierta vegetal y de ganado ovino para el manejo de la cubierta».

A través de esta «innovadora iniciativa esperamos poder apoyar a los viticultores que quieren dar ese paso en la transición sostenible de sus explotaciones, para que una vez que han conseguido poner en marcha ese proceso de regeneración del suelo, no se queden atrás con sus plantas que realmente es lo que va a determinar el éxito o no de esa reconversión».

El investigador ha recordado que en el marco actual de cambios legislativos orientados hacia la sostenibilidad y hacia la mitigación del cambio climático, «los viticultores se están viendo obligados a adoptar una serie de medidas para promover la biodiversidad en sus explotaciones, pero en muchas ocasiones desconocen cómo llevar a cabo ese proceso de transición sin que su explotación se vea afectada, tanto en términos de rendimiento como económicos».

El grupo está compuesto por la Universidad de Cádiz y el ceiA3, ASAJA Cádiz y Bodega Primitivo Collantes y el Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria, Pesquera, Alimentaria y de la Producción Ecológica (IFAPA) como agente colaborador.

Leer más

Bayer, en línea con su compromiso con la sostenibilidad, ha presentado en La Rioja el proyecto Dionisio, su iniciativa «para contribuir a la biodiversidad en fincas agrícolas en España». Se trata de «una acción colaborativa, impulsada de la mano de ARAG-ASAJA y la ONG medioambientalista GREFA en la que ya están participando cuatro fincas en nuestro país y que va a mejorar la salud de los ecosistemas».

La presentación se ha llevado a cabo en la finca ‘El Tordillo’, en Aldeanueva de Ebro (La Rioja), el primer viñedo en España que pone en marcha una iniciativa de estas características. Laura Diéguez, directora de Comunicación y Asuntos Públicos de Bayer en España; Richard Borreani, responsable de Asuntos Públicos y Sostenibilidad de Bayer Crop Science; Eduardo Pérez, presidente de ARAG-ASAJA y Víctor Rubio, enólogo de Viñedos Real Rubio han sido los responsables de dar a conocer el proyecto. 

La compañía ha señalado que el diseño e implementación del proyecto Dionisio «responde a un doble objetivo, dar a conocer que una producción agrícola intensiva puede preservar y promover la biodiversidad y, por otro lado, responder a las expectativas de la opinión pública y las exigencias legislativas sobre la promoción y conservación de la flora y la fauna autóctonas».

Para llevar a cabo esta iniciativa se han seleccionado cuatro fincas en España en las que se van a desarrollar estos Planes de Acción de Conservación para promover la biodiversidad en fincas agrícolas con sistemas intensivos.

«La puesta en marcha de estos planes responde a nuestro compromiso con los agricultores en España», ha explicado Laura Diéguez, directora de Comunicación y Asuntos Públicos de Bayer en España. Para añadir que «estamos en un lugar único y queremos que lo siga siendo, queremos preservarlo, y para conseguirlo debemos desarrollar proyectos que nos permitan asumir el reto colectivo no solo de mantenerlo si no también de mejorarlo, para nosotros y para las generaciones futuras».

Por su parte, Eduardo Pérez, presidente de ARAG-ASAJA, ha señalado que «el proyecto Dionisio demuestra que los agricultores somos parte de la solución. Estamos haciendo verdaderos esfuerzos para adaptarnos a uno de los principales retos a los que se enfrenta el sector: mejorar y aumentar la productividad de alimentos sostenibles, sanos y seguros en un contexto que cada vez es más difícil».

‘Baydiversity’

El compromiso de Bayer con la protección de la biodiversidad en el entorno agrícola es total. Así, en 2011 la compañía lanzó la iniciativa ‘Baydiversity’ en Iberia, un proyecto transversal e innovador que «quiere mostrar la compatibilidad entre la productividad agrícola y la conservación de la naturaleza».

«Actualmente más de 70 fincas han contado con el asesoramiento de expertos propios y externos que forman parte de ‘Baydiversity’. Queremos sensibilizar al sector agrícola sobre la importancia de la biodiversidad, promover su conocimiento y fomentar su conservación y mejora», ha señalado Richard Borreani, responsable de Asuntos Públicos y Sostenibilidad de Bayer Crop Science en España.

Como se ha mencionado, el proyecto Dionisio se ha iniciado en la finca ‘El Tordillo’, una de las tres fincas que forman parte de Viñedos Real Rubio en Aldeanueva de Ebro. Para este proyecto se han destinado 10 hectareas de las 32 con las que cuenta la finca.

Como parte del proceso diseñado para la implementación del proyecto, «un equipo de especialistas ha analizado la flora y la fauna, ha elaborado un inventario y ha establecido una serie de prioridades y objetivos de conservación». En concreto, «con el objetivo de diversificar el hábitat se han instalado charcas para anfibios, cajas nidos para pájaros y murciélagos, hoteles de insectos, posaderos para rapaces y setos como refugio para polinizadores y otras especies».

«La puesta en marcha de estas iniciativas pretende aumentar la diversidad biológica. Es por eso que establecer cuáles son las prioridades de conservación y hacer seguimiento del impacto en la flora y fauna de los espacios es fundamental para asegurar que cumplimos los objetivos establecidos», ha concluido Borreani.

www.bayer.com

 

Leer más

Julián Palacios se autodefine como cuidador de viñas

 

El próximo viernes 12 de abril se llevará a cabo la IV Jornada de Viticultura ‘Cómo cuidar los viñedos para que vuelvan a vivir 100 años’, centrada en esta ocasión en la Viñadiversidad, título que juega con las palabras con el objetivo de poner en valor la importancia de preservar y mejorar la biodiversidad de los viñedos de nuestro país, con todos los beneficios económicos, ambientales y sociales que esto conlleva.

Esta jornada, que organiza Julián Palacios, viticultor de nacimiento e ingeniero agrónomo de formación y que se autodefine como cuidador de viña, busca compartir conocimiento y provocar la reflexión de los asistentes al respecto del manejo que se realiza en los viñedos.

Al igual que en años anteriores la jornada se celebrará en el Centro temático del vino Villa–Lucía en Laguardia (Álava); para su organización, Julián Palacios ha contado con la colaboración de las empresas Ega Perfil, Idai Nature, New Holland, Suterra y Vitis Navarra. La inscripción puede hacerse a través de la web www.julianpalacios.es y el coste es de 65 euros.

En la jornada, donde se darán cita algunos de los máximos expertos e investigadores nacionales e internacionales sobre biodiversidad en viñedo, se analizarán diferentes enfoques sobre este tema como son el material vegetal, los suelos, las estructuras vivas e inertes y su relación con las plagas y enfermedades, y los servicios ecosistémicos. También se podrán conocer ejemplos cercanos de preservación, mejora y puesta en valor de la Biodiversidad de la mano de reconocidos técnicos e investigadores locales. Por último, en el foro de debate se analizará cómo la apuesta por la Viñadiversidad puede ayudar a generar argumentos diferenciadores que permitan a las bodegas acceder a mercados de mayor valor añadido.

Leer más

Durante dos días, en concreto el 26 y 27 de noviembre, unos 1.600 profesionales han intercambiado en Córdoba conocimiento y experiencias en el DATAGRI 2018, foro de referencia para el impulso de la transformación digital en el sector agroalimentario, organizado por la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), Cooperativas Agro–alimentarias de España, la compañía tecnológica HISPATEC y la ETSIAM de la Universidad de Córdoba. Los asistentes al evento han resaltado su relevancia como punto de encuentro entre agricultores, industria auxiliar, empresas tecnológicas y administración.

Durante el acto de inauguración de DATAGRI, el comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, ha manifestado que la Unión Europea (UE) invertirá en «plataformas de integración digital agrícola» para acelerar el proceso de transformación digital del sector. Estas plataformas, ha explicado Hogan, harán accesibles los datos y permitirán a terceros desarrollar aplicaciones y conectar diferentes usuarios y aplicaciones a los desarrolladores. Equipadas con modelos de negocios apropiados, las plataformas agrícolas digitales pueden, en última instancia, «ser instrumentales en la creación de ecosistemas de innovación digital abiertos».

Por su parte, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha subrayado el importante papel que deberán jugar la innovación y la digitalización como herramientas imprescindibles para la agricultura del futuro, que deberá ser más inteligente, sostenible y competitiva, para luchar contra el cambio climático y contribuir a la preservación del medio ambiente y la consecución de los objetivos de la Agenda 2030. Como ejemplo, el ministro ha mencionado la ventaja que ha supuesto la aplicación de la tecnología y la digitalización en la modernización del regadío español, que ha logrado reducir el consumo de agua en un 16% entre 2004 y 2015.

Respecto a la celebración de eventos como DATAGRI, el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Rodrigo Sánchez Haro, ha indicado que «la transformación digital no es una opción de futuro, es una obligación y es ya presente». Para añadir que el tejido agroalimentario, que supone el 8% del Producto Interior Bruto (PIB) y da empleo a 270.000 personas en Andalucía y concentra el 24% de las exportaciones de alimentos y bebidas de España, genera miles de datos diarios que «nos van a servir, a través de la digitalización, para aumentar nuestra eficiencia y dar una mejor y más rápida respuesta a los consumidores y al mercado en general».

 

Hacia el liderazgo español en este campo
Sobre lo que supondría que España liderará la transformación digital agraria, la directora de la ETSIAM de la Universidad de Córdoba, Rosa Gallardo, ha destacado varios aspectos. En este sentido ha indicado que «el primero es que beneficiaría el desarrollo y posicionamiento competitivo de nuestro sector. El segundo, y no menos importante para el conjunto de la sociedad, es que este liderazgo nos permitiría dar mejor respuesta a las principales demandas: alimentos en la cantidad y calidad adecuadas, lucha contra el cambio climático, mejor gestión del agua, freno al despoblamiento… Y, en tercer lugar, el liderazgo nos ayudaría a incidir mejor política con el objetivo de dirigir los esfuerzos hacia las necesidades reales de nuestro sector».

José Luis Molina, CEO de Hispatec, ha afirmado que estar en posiciones de liderazgo tecnológico, tanto en el desarrollo de tecnologías como en su aplicación práctica, siempre es positivo. Así, «las ventajas son múltiples y tenemos la oportunidad de convertirnos en referencia tecnológica a nivel mundial, a partir de realidades productivas y exportadoras ya muy potentes, como en frutas y hortalizas, porcino, aceite de oliva o vino. Nuestra realidad productiva y posición en el mundo nos pueden llevar a ser líderes mundiales en tecnología digital para agriculturas de alto valor en zonas templado-cálidas o cálidas».

Por lo que se refiere a la visión de los agricultores, el secretario general de COAG, Miguel Blanco, ha dicho que no se espera que el proceso de transformación digital en el sector agrario tenga efectos apreciables en los próximos dos o tres años, pero en una década sus consecuencias serán muy profundas y afectarán a la productividad y calidad de los productos de las explotaciones, a los costes de producción y a otras variables del proceso de producción, como el impacto medioambiental. «En este sentido, tener un buen posicionamiento de salida, un liderazgo, es importante, pero es más importante que consigamos llegar a la gran mayoría de agricultores profesionales que producen nuestros alimentos para que estén preparados y adaptados para este intenso cambio», ha afirmado Blanco.

Por su parte, el vicepresidente de Cooperativas Agro–alimentarias de España, Juan Rafael Leal, ha subrayado que a nivel cuantitativo se espera un crecimiento anual del mercado de la transformación digital en el sector agroalimentario muy rápido. Así, ha puntualizado que «por ejemplo, en el mercado de robótica agrícola de un 24%, en drones de un 18% y en el de dispositivos para la agricultura de precisión de un 17%. España debe aprovechar esta oportunidad de crear valor, negocio y empleo porque nuestro país tiene grandes ventajas, como un sector agroganadero muy diverso e internacionalizado y podría ser un laboratorio de las tecnologías digitales con gran potencialidad de transferencia hacia otros países».

Leer más

 

 

 

 

 

 

 

 

El encuentro contó con la participación de expertos en viticultura de Alemania, España, Portugal y Turquía

 

La Fundación Global Nature y LA UNIÓ de Llauradors organizaron recientemente en Valencia la jornada ‘Viticultura y Biodiversidad, una alianza para el futuro’, con la asistencia de más de 100 participantes. Esta conferencia pone el broche final a un proyecto incluido dentro del Programa europeo Erasmus + ‘Iniciativa europea para la mejora de la biodiversidad en viñedos’, cofinanciado por la Comisión Europea, y desarrollado desde 2015 en Alemania, España, Portugal y Turquía.

La inauguración de la jornada corrió a cargo de Maite Chàfer, directora general de Desarrollo Rural y Política Agraria de la Generalitat Valenciana; Ramón Mampel, secretario general de LA UNIÓ de Llauradors; Marion Hammer, presidenta de Global Nature Funds, y Jordi Domingo, coordinador de proyectos de Global Nature.

El evento ha reunido a profesionales del sector con el objetivo de compartir buenas prácticas agrarias que fomentan la conservación de la biodiversidad y que pueden suponer una ventaja competitiva por su valor añadido en el mercado.

Durante la jornada expertos han presentado los resultados del proyecto europeo, subrayando la relevancia de los viticultores ecológicos en la conservación de la biodiversidad. En este tipo de producciones, los servicios ecosistémicos y la biodiversidad de los suelos son esenciales para tener un cultivo sano y una producción de calidad. Una de las acciones del proyecto ha sido la elaboración de los chequeos de biodiversidad que han permitido, mediante el análisis del manejo agronómico de diferentes cultivos y de la gestión de las zonas no dedicadas al cultivo, definir el impacto de los cultivos en la biodiversidad y el diseño medidas agronómicas que favorecen la biodiversidad y la competitividad.

Como resultado del proyecto se ha desarrollado el programa de biodiversidad que consiste en un plan de acción dirigido a los viticultores que incluye 110 medidas agronómicas de aplicación en el viñedo. Cada agricultor podrá consultar este programa, identificar las medidas aplicables a su viñedo y, con el apoyo de los socios, llevarlas a cabo en sus explotaciones.

La aplicabilidad del programa de biodiversidad en el viñedo a otros sectores como los cítricos o el olivar ha sido el tema debatido por una mesa redonda con representantes de algunos socios del proyecto y por representantes de la Conselleria de Agricultura de la Generalitat Valenciana y de las Cooperativas Agroalimentarias de la Comunidad Valencia. Todos han coincidido en señalar que las políticas agrarias en los diferentes ámbitos de gobierno han de estar enfocadas a priorizar a las personas agricultoras que apuestan por medidas agronómicas que favorecen la biodiversidad ya que redundan en el medio ambiente y en la competitividad del sector.

Leer más

Publicidad

  

 

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito


Entra en el Kiosco para accecer a tus suscripciones, descargar revistas en abierto, comprar ejemplares, ...

Publicaciones recomendadas

Colaboramos con: