Medio Ambiente

Artículo de opinión de Bernardo Ferrer, presidente de FUVAMA

 

Hoy, Día Mundial del Medio Ambiente, los agricultores y ganaderos tenemos mucho que reivindicar. Desde la Fundación Valenciana de Agricultura y Medio Ambiente (FUVAMA) siempre hemos dicho que nuestro trabajo prioritario es proporcionar alimentos a la sociedad, pero además cuidamos el territorio, damos vida a las áreas rurales, creamos cortafuegos naturales contra los incendios forestales y somos un dique contra la desertificación, entre otros servicios ambientales nunca suficientemente reconocidos y recompensados.

Somos los primeros en comprender que la salud del suelo es esencial para la producción de alimentos y la biodiversidad, que el agua ha de tener una gestión eficiente, y que las prácticas agrarias deben avanzar hacia la sostenibilidad (ambiental, social y económica) dentro de unos plazos y objetivos realistas. Somos el único sector económico que descontamina. Somos los primeros ecologistas, como bien ha proclamado el Papa Francisco, pese a los intentos de otros que no conocen la realidad del campo de imponer un ecologismo radical e ideológico en las políticas europeas.

Las elecciones de este domingo resultan decisivas para el futuro de la soberanía alimentaria y la preservación ambiental en la UE. Queremos seguir desempeñando nuestra contribución esencial, pero no podremos hacerlo si desde la Eurocámara nos ponen palos en la rueda en lugar de ayudarnos a mejorar nuestro entorno.

Este domingo votamos entre mantener un Pacto Verde a espaldas del campo o recuperar unas políticas agrarias consensuadas; entre una Ley de Restauración de la Naturaleza o una Ley de Restauración de la Agricultura; entre seguir fomentando la competencia desleal de países terceros o establecer la reciprocidad; entre abrir las puertas a nuevas plagas o mejorar la prevención y el control fitosanitario; entre prohibir materias activas de forma ideológica o apostar científicamente por la lucha biológica y las nuevas técnicas genómicas; entre destruir presas y recortar regadíos o construir infraestructuras para almacenar y distribuir el agua en momentos de sequía como el actual; entre la despoblación, los incendios y el desierto o mantener la población rural y los campos cultivados.

No puede haber una agricultura verde con números rojos. A la hora de votar, debemos ser pragmáticos, tener en cuenta lo que ha sucedido hasta ahora y elegir la opción que más favorezca el desarrollo de una agricultura viva, sostenible y rentable.

Leer más

Artículo de opinión de Cristóbal Aguado Laza, presidente de AVA–ASAJA

 

La situación se ha tornado insoportable con la imposición de un «tercer régimen agrario»

 

Manuel Pimentel, exministro de Trabajo, supo expresar con suma claridad lo que muchos agricultores venimos denunciando en su libro ‘La venganza del campo: ¿Por qué el sector primario es pisoteado y perseguido por la misma sociedad a la que da de comer?’. Ahora ha llegado a mis manos un informe de Richard J. Schenk, investigador del Mathias Corvinus Collegium (MCC) de Bruselas, titulado ‘La guerra silenciosa contra la agricultura’, que incide en el largo y cruel maltrato de las instituciones hacia el campo europeo.

Afirma Schenk que el origen de la Comunidad Económica Europea estableció como prioridades el aumento de la productividad agraria, la mejora del nivel de vida de los agricultores y unos precios razonables para los consumidores. Después de la segunda guerra mundial, Europa prometió «no volver a pasar hambre» y lo cumplió. Mientras que en 1950 un hogar europeo medio gastaba el 50% de sus ingresos en alimentos, en 1990 ese porcentaje se redujo al 15%.

La Política Agrícola Común (PAC), sin embargo, a partir de los ochenta fue sufriendo reformas para evitar los célebres «montones de mantequilla» y «lagos de vino». La reforma MacSharry de 1992 marcó un cambio dirigido a incluir la protección del medio ambiente al mismo nivel que la actividad agraria. Como consecuencia, «los agricultores europeos tuvieron que cumplir cada vez más objetivos ecologistas con menos dinero».

Pero la situación se ha tornado insoportable con la imposición de un «tercer régimen agrario», tal como resalta Schenk, que relega la producción de alimentos al final de la cola y la subordina a exigencias ambientales con tintes ideológicos radicales y sin base científica que, sencillamente, son imposibles de cumplir. El Pacto Verde Europeo, con la Estrategia de la Granja a la Mesa como ariete, es un eslogan pseudoecologista que viene a decir que «la seguridad alimentaria ya no puede ser el objetivo inmediato de las políticas agrarias europeas, ya que la acción por el clima es el requisito previo de todas las políticas agrarias. Por tanto, muchas medidas de la UE ahora tienen como objetivo activo la reducción de la producción agraria».

El informe continúa detallando las revueltas del sector primario, en particular de los ganaderos de los Países Bajos y de la industria forestal finlandesa, y advierte de que «si más Estados miembros se alarmaran, podrían detener el tercer régimen agrícola antes de que se implemente completamente».

Pues en esas estamos. Los agricultores de Alemania, Francia, Bélgica, Polonia, Bulgaria, Rumania, Portugal y España hemos salido a la calle para decir que estamos hartos, que hasta aquí hemos aguantado, que llevamos muchas décadas reivindicando unas políticas agrarias para los agricultores y los consumidores, que la agricultura no es la culpable sino la aliada primera e imprescindible para luchar contra el cambio climático, que somos los primeros ecologistas, los que mantenemos el bosque verde que nunca se quema y los que suministramos alimentos con los máximos estándares de frescura, calidad, trazabilidad, seguridad alimentaria y menor huella de carbono.

El serio y duradero trabajo de presión e interlocución con la Administración que llevamos a cabo las organizaciones profesionales agrarias durante los últimos años está cosechando algunos logros, pocos e insuficientes de momento, pero no vamos a rendirnos hasta conseguir todo lo que merecemos. AVA–ASAJA empezó el 26 de enero el calendario de movilizaciones y las próximas convocatorias en la Comunitat Valenciana serán, de manera unitaria, el 15 de febrero en Castellón, el 16 de febrero en Alicante y el 22 de febrero en Valencia, sin descartar nuevas protestas.

Espero, por el bien de toda Europa, que estemos efectivamente en un punto de inflexión y que podamos confirmar que se acabó el ciclo europeo antiagrarista. Los compromisos y los primeros pasos dados por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, así como las últimas votaciones del Parlamento Europeo, van en la buena dirección. No entendemos que los políticos sigan hablando de quién está detrás de las protestas, no queremos que nos distraigan con cortinas de humo. Hay un problema real en la agricultura y en la autosuficiencia alimentaria europea y necesitamos que pongan soluciones a largo plazo.

No hay que olvidar que en junio tenemos elecciones europeas y es importante que, a la hora de votar, tengamos en cuenta si los partidos tienen entre los primeros puestos de candidatos a personas que conocen la realidad de la agricultura y que van a defender ese necesario cambio de ciclo.
https://www.avaasaja.org/

Leer más

La Interprofesional del Vino de España (OIVE) celebra el viernes 17 de noviembre, en el Auditorio Torre CaixaBank de Madrid, la Jornada Vino de España, en la que se presentará el último estudio sobre la importancia económica y social del sector vitivinícola de España.

El documento, elaborado por Analistas Financieros Internacionales (AFI), a petición de OIVE, detalla los aspectos actualizados más relevantes del sector tanto en el plano económico como social y medioambiental. Diego Vizcaíno, socio director de economía aplicada de AFI revelará, entre otros aspectos, la destacada aportación del sector vitivinícola a la economía de nuestro país, el número de empleos que genera o la importante presencia de viñedos en los pequeños municipios de la totalidad de las regiones de España.

Además del informe, la directora general de OIVE, Susana García, detallará la agenda de la Interprofesional para impulsar la cadena de valor del vino.

Por su parte, el Master of Wine, Pedro Ballesteros, disertará sobre ‘El vino español en un entorno de incertidumbre ¿cómo nos adaptamos’.

A continuación, se celebrará la mesa redonda ‘Qué hay detrás de una copa de vino y cómo lo trasladamos a la sociedad’, en la que participarán: Ruth Chocarro, directora de Relaciones Institucionales de Pernod Ricard Winemakers, además de vicepresidenta de la Federación Española del Vino (FEV) y desde el pasado abril de la propia Interprofesional del Vino de España; Dolores Calvo, presidenta de la Asociación de Mujeres de Cooperativas Agro-alimentarias de España y de Bodega Condes de Albarei; y Ramon Estruch, presidente de la Fundación para la Investigación del Vino y la Nutrición (FIVIN).

Para finalizar la jornada, el acto contará con la clausura del presidente de OIVE, Fernando Ezquerro, y un representante del ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.
www.interprofesionaldelvino.es

Leer más

El Grupo Operativo Integración fotovoltaica simbiótica en viñedos (Enovoltaics) aprovechó Fruit Attraction en Madrid para presentar los resultados del primer año de andadura del proyecto que plantea la colocación vertical de instalaciones fotovoltaicas en viñedos, permitiendo un doble uso del suelo, tanto para producción energética como agrícola en plantaciones de vid en Jumilla y Yecla de la Región de Murcia.

Representantes de Agromarketing España, que ejerce de agente de innovación del proyecto, explicaron que el proyecto «se centra en el desarrollo de instalaciones integradas a baja altura en espalderas de la vid, disminuyendo por tanto el coste en estructuras voluminosas que actualmente se utilizan con el mismo fin, consiguiendo a su vez un mínimo impacto sobre la producción vinícola, tanto en cantidad como en calidad de la uva».

Desde que se inició el proyecto, a principios del 2023, se han diseñado y dimensionado las estructuras de soporte de los componentes fotovoltaicos. Al mismo tiempo, se ha calculado la potencia instalable, resultando en 0.3 MWp por hectárea. Una vez puestas en funcionamiento, las cuatro instalaciones piloto propuestas serán capaces de generar 350 MWh/ha/año, con una disminución en las emisiones de carbono de 47 CO2 t eq/ha/año.

La validación e implementación de esta solución a gran escala «permitiría la producción vitivinícola de manera autosuficiente e incluso la inyección de energía al sistema eléctrico, contribuyendo por tanto a una agricultura circular, sostenible medioambientalmente y a una producción energética renovable respetuosa con el medio agrícola».

La intención es producir unas 150 botellas de vino en cada una de las plantaciones bajo las condiciones previstas en el proyecto de integración de los paneles solares en los viñedos, evaluando las diferencias en la producción con otros en condiciones normales.

El Grupo Operativo Enovoltaics, en el que se enmarca este proyecto, está formado por tres bodegas pertenecientes a las D.O. de la Región de Murcia de Jumilla y Yecla: Carchelo, BSI y EVINE, junto con COAG. Asimismo, cuenta con la colaboración de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), el Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Medioambiental (IMIDA) y la cooperativa energética la Solar.

Este proyecto está enmarcado en la Orden que regula el funcionamiento de los Grupos Operativos Locales, contando con un presupuesto de 200.000 euros que son financiados a través de los fondos FEDER (63%) y la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia (37%).

www.enovoltaics.es

www.agromarketing.es

Leer más

La Cátedra UNESCO de Ciclo de Vida y Cambio Climático ESCI–UPF ha realizado un estudio para calcular el coste ambiental de las emisiones de gases de efecto invernadero, asociadas a la distribución de frutas y hortalizas en el mercado interior español (peninsular), mediante la comparación de dos soluciones de embalaje: cajas de cartón desechables y envases reutilizables de transporte (ERT).

Para ello, se ha utilizado la metodología de Análisis de Ciclo de Vida (ACV), que permite analizar el impacto ambiental asociado a cada etapa de la vida de las cajas, desde la materia prima. El estudio incluye «el ciclo de vida completo de ambos sistemas de distribución, considerando las etapas de extracción de la materia prima para la fabricación de las cajas, el proceso productivo, de distribución y uso, y las de reciclaje o depósito final en vertedero o incinerador después de su vida útil». La unidad funcional extendida utilizada en el escenario base es la distribución de 1.000 toneladas de frutas y verduras, con un peso transportado de 15 kg por caja, en cajas de cartón (un solo uso) o ERT con 10 años de vida útil y 10 rotaciones por año.

Los resultados del estudio muestran claramente que los ERT tienen una menor huella de carbono que las de cartón de un solo uso. Para el cálculo del coste se ha utilizado el modelo Eco–cost desarrollado por la Universidad Tecnológica de Delft (Países Bajos) creado para el contexto de la Unión Europea. Los costes ecológicos son como los precios que «debemos pagar para compensar los efectos negativos que un producto tiene en el medio ambiente. Nos ayudan a entender cuánto impacto ambiental causa un producto y cuánto debemos invertir para reducir ese impacto y mantener nuestro planeta en equilibrio».

Cabe mencionar que los costes ecológicos se recalculan cada cinco años. Los últimos costes ecológicos se publicaron en 2022. Sin embargo, se recalcularon en 2023 debido al aumento en los precios de la energía y la inflación causada por la guerra de Ucrania, como señaló la organización sin fines de lucro holandesa Sustainability Impact Metrics.

En el caso de la huella de carbono, el eco–coste es de 123€ por tonelada. Esto significa que «para evitar la emisión de 1 tonelada de CO2 equivalente, se deberían invertir 123€ en 2023. Si esto se hace de manera consistente, y se toman todas las medidas de prevención posibles y menos costosas, el total de emisiones de CO2 en el mundo se reduciría un 70% en comparación con las emisiones en 2008. Como resultado, el calentamiento global se estabilizaría».

Finalmente, los envases reutilizables de transporte (ERT) de ARECO tienen un coste de huella de carbono casi 10 veces menor que las cajas de cartón de un solo uso a lo largo de su ciclo de vida. Esto significa que «transportar las frutas y verduras en ERT supone un menor coste en términos de mitigación de emisiones de huella de carbono y representa una opción más ecológica y sostenible en la cadena de suministro».

Leer más

 

 

 

 

 

 

 

 

La 21ª Asamblea General de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), reunida el 9 de julio de 2023 en Jerez de la Frontera (Cádiz), ha aprobado 18 resoluciones. A continuación, las detallamos resumidas.

Decisiones relativas a la viticultura y el medio ambiente
En el ámbito de la viticultura, la OIV ha aprobado las siguientes resoluciones:

– Principios y recomendaciones generales de la OIV para la enfermedad de Pierce de la vid (Resolución OIV–VITI 704–2023). Teniendo en cuenta que la propagación de Xylella fastidiosa en la vitivinicultura se debe principalmente a insectos vectores de la bacteria normalmente presentes en las regiones vitivinícolas, el objetivo de este documento es ofrecer recomendaciones para la detección, prevención y erradicación o contención de organismos y enfermedades clasificados como cuarentenarios, como es el caso de la enfermedad de Pierce. En particular, se recomienda poner en marcha medidas de control fitosanitario inmediatas y efectivas, diseñadas para prevenir y ralentizar la propagación de la enfermedad de Pierce. Asimismo, se recomienda intensificar todas las medidas preventivas de protección, vigilancia y seguimiento e inspección en las zonas en las que la enfermedad aún no esté presente.

– Actualización de la lista de descriptores OIV para variedades de vid y especies de Vitis (Resolución OIV–VITI 702–2023). La OIV se dispone a publicar la 3ª edición de la ‘Lista de Descriptores OIV para Variedades de Vid y Especies de Vitis con una lista de nuevos descriptores. Esta obra permite obtener una descripción ampelográfica de referencia para una variedad de vid determinada.
 

Decisiones relativas a las prácticas enológicas
Se incorporan al Código Internacional de Prácticas Enológicas de la OIV varias resoluciones relativas a nuevas prácticas enológicas, en particular:

– Tratamiento del vino mediante técnicas de membrana y adsorción en carbón activo desodorizante o microesferas adsorbentes de estireno–divinilbenceno para reducir el contenido de fenoles volátiles (Resolución OIV–OENO 657–2023). El objetivo de esta nueva práctica es reducir el contenido de fenoles volátiles de origen microbiano o ambiental, como los compuestos debidos al humo (exógenos) o los debidos al ambiente de la bodega (endógenos).

– Eliminación de iones metálicos mediante resinas quelantes de estireno–divinilbenceno en vinagres de vino envejecidos (Resolución OIV–OENO 658–2023). El objetivo de esta práctica es reducir la concentración de hierro y de cobre para evitar problemas de estabilidad en vinagres de vino envejecidos un mínimo dos años en madera.

– Actualización de las líneas directrices para la concesión y el mantenimiento del patrocinio de la OIV para concursos de vino y bebidas espirituosas de origen vitivinícola (Resolución OIV–OENO 671B–2023). Mediante esta resolución se modifican las anteriores líneas directrices, aprobadas en 2009. En particular, se incorpora un artículo para que los organizadores de concursos integren y cumplan el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).
 

Decisiones relativas a las especificaciones de los productos enológicos
Se incorporan al Codex Enológico Internacional las siguientes monografías:

– Monografía sobre el ácido fumárico (Resolución OIV–OENO 690–2023). El ácido fumárico de calidad alimentaria se obtiene por síntesis química o por biosíntesis. Se utiliza para controlar la fermentación maloláctica en el vino en las condiciones previstas en la normativa. Esta monografía contiene las especificaciones que debe cumplir el ácido fumárico.
 

Decisiones relativas a los métodos de análisis
En la misma sesión, se han aprobado nuevos métodos de análisis que se incorporan a los métodos de análisis de la OIV, en particular:

– Varios métodos de análisis microbiológico para el zumo de uva, el zumo de uva concentrado, el zumo de uva reconstituido y el néctar de uva. Basados en las normas ISO, se trata en particular de los siguientes métodos: i) Método horizontal para el recuento de coliformes - Técnica del recuento de colonias (Resolución OIV–OENO 662M–2023). Este método contiene directrices generales para el recuento de coliformes. ii) Método horizontal para el recuento de Escherichia coli β–glucuronidasa positivo (Resolución OIV–OENO 662N–2023). En este método se describen dos métodos horizontales para el recuento de Escherichia coli β–glucuronidasa positivo. iii) Método horizontal para el recuento de estafilococos coagulasa positivos (Resolución OIV–OENO 662O–2023). Este método se refiere al recuento de estafilococos coagulasa positivos basado en el recuento de colonias en un medio sólido. iv) Método horizontal para el recuento de microorganismos (Resolución OIV–OENO 662P–2023). Este método consta de dos partes: una dedicada al recuento de colonias mediante la técnica de siembra en profundidad y otra dedicada al recuento de colonias mediante la técnica de siembra en superficie.

– Método de análisis de sólidos solubles en zumo de uva, zumo de uva reconstituido, zumo de uva concentrado y néctar de uva (Resolución OIV–OENO 662F–2023). El contenido de sólidos solubles de la muestra se determina a partir de su índice de refracción y permite obtener el contenido de azúcares.

– Actualización del método de la OIV relativo al análisis multielemental del vino mediante espectrometría de masas con plasma de acoplamiento inductivo (ICP–MS), al que se han incorporado varios cambios relativos a la preparación de las muestras (Resolución OIV–OENO 666–2023). El método se basa en la separación de los iones en función de su relación masa/carga en un espectrómetro de masas, para su posterior detección y cuantificación mediante un multiplicador de electrones.

– Actualización del método de la OIV relativo a la determinación de los ácidos sórbico, benzoico y salicílico en los vinos por cromatografía de líquidos de alto rendimiento, al que se incorpora un anexo relativo a la validación interlaboratorios del método de determinación del ácido sórbico (Resolución OIV–OENO 687–2023).
 

Decisiones relativas a la economía y el derecho
La OIV ha aprobado la actualización de varios artículos de la Norma Internacional para el Etiquetado de los Vinos, en particular:

• Artículo 3.1.5, ‘Añada o año de cosecha’ (Resolución OIV–ECO 697–2023). Para llevar esta mención, los vinos deberán haber sido elaborados con uvas procedentes al menos en un 85 % del año indicado. En la versión anterior se estipulaba que todas las uvas debían ser del año indicado.

• Artículo 3.1.7, ‘Envejecimiento del vino’ (Resolución OIV–ECO 698–2023). Los términos relativos al envejecimiento del vino se podrán utilizar solamente si existe una reglamentación nacional que defina las condiciones del envejecimiento.

• Artículo 2.6, ‘El nombre y la dirección del responsable del envasado’ (Resolución OIV–ECO 699–2023). Las indicaciones del nombre del responsable y de su dirección, así como del lugar del preenvasado y las indicaciones relativas al preenvasador o el importador no deben ser susceptibles de crear una confusión sobre el origen del vino ni sobre su calidad al mencionarse empresas o personas. Asimismo, la dirección del responsable del preenvasado conllevará el nombre del lugar en el que se ha efectivamente realizado o hecho realizar el preenvasado.

• Artículo 3.1.3, ‘Nombre de la explotación vitícola’ (Resolución OIV–ECO 700–2023). Se ha añadido un artículo en el que se especifica que, en cualquier caso, el uso de un nombre de una explotación vitícola no debe suponer un conflicto con otros derechos legítimos de propiedad intelectual como indicaciones geográficas, denominaciones de origen o marcas de comercio previamente registradas.

Además, la Asamblea General adoptó una resolución que formaliza la derogación de 376 resoluciones analizadas por el Comité de Codificación responsable del proceso de codificación. Estas resoluciones quedan derogadas por su caducidad, obsolescencia o redundancia en relación con el corpus normativo de la OIV (Resolución OIV–ECO 715–2023). www.oiv.int/es

Leer más

La bodega navarra Pagos de Araiz, perteneciente al prestigioso grupo vitivinícola Masaveu Bodegas, ha obtenido recientemente la certificación ISO 14001:2015, una norma internacional que demuestra su compromiso con la sostenibilidad y su conciencia medioambiental. Esta certificación le ayuda a continuar mejorando su rendimiento mediante el uso eficiente de los recursos y la reducción de los residuos asumiendo la gestión de los riesgos medioambientales asociados a la elaboración de vinos y la protección del medio ambiente, así como las cambiantes condiciones ambientales.

Las normas ISO (International Organization for Standardization) reconocen la necesidad de normalización de herramientas de gestión en el dominio ambiental siendo la ISO 14001 la norma de referencia para la implementación y certificación de un Sistema de Gestión Ambiental, ya que esta norma identifica los requisitos para una gestión eficaz del riesgo, considerando la prevención y la protección del medio ambiente, la conformidad legal y las necesidades socioeconómicas. Ayuda, en definitiva, a manejar cada uno de los impactos ambientales que la organización genere.

«Entendemos el compromiso, cuidado y preservación ambiental como parte de la filosofía de Masaveu Bodegas y, por ello, apostamos desde Pagos de Araiz con la protección y mejora del medio ambiente, su protección y su mejora en todos los rincones de la actividad, desde el campo hasta la bodega» afirma Juan Glaría, enólogo y director técnico de la bodega navarra. «Esta certificación es solo un paso más que avala nuestros métodos de trabajo, aquí elaboramos vinos en armonía con la naturaleza, sin la cual estos no serían posibles», concluye.

La bodega Pagos de Araiz, está inscrita, además, en el Registro Oficial de Huella de Carbono, compensación y proyectos de absorción de CO2 del Ministerio para la Transición Ecológica, y viene realizando, aprovechando el uso de la tecnología y la innovación, una fuerte apuesta por la sostenibilidad con el desarrollo de varios proyectos de investigación dirigidos a respetar y mejorar el ecosistema que rodea las labores vitivinícolas siendo una de las 50 bodegas españolas con la certificación Wineries for Climate Protection (WFCP), la primera y única certificación específica para el sector del vino en materia de sostenibilidad medioambiental.

En la actualidad, Pagos de Araiz posee 32 hectáreas de viñedo acorde a los criterios de Agricultura Ecológica y 210 siguiendo pautas de Producción Integrada con el objetivo de transformarlas en ecológico en un futuro a medio plazo.

Una de las medidas adoptadas para la mejora de la sostenibilidad en la finca son la reforestación para evitar la erosión del suelo, reducir la huella de carbono y facilitar la proliferación de insectos polinizadores y depredadores reduciendo el uso de pesticidas y herbicidas. En lo que respecta al control y el uso del agua, la bodega prioriza la optimización del agua del riego realizando un seguimiento a través de sondas de humedad.

La Bodega Pagos de Araiz, en colaboración con la Universidad de Navarra, estudia a través de un proyecto de I+D los efectos del cambio climático en el viñedo, así como la aplicación de nuevas técnicas tanto en campo como en bodega que permitan reducir el grado alcohólico, corregir la acidez o retrasar la maduración, en definitiva, hacer frente a los posibles efectos negativos del cambio climático sobre el viñedo o los vinos.

Esta bodega coordina, además, el proyecto Oivina, financiado por la Unión Europea y el Gobierno de Navarra, que propone el desarrollo de un modelo predictivo para luchar contra el oídio, una de las enfermedades más graves del viñedo, no sólo específicamente adaptado a las condiciones agroclimáticas particulares de Navarra, sino teniendo en cuenta por primera vez factores como los manejos de cultivo que se realizan en el viñedo.

https://bodegaspagosdearaiz.com/

Leer más

El presidente de Familia Torres, Miguel A. Torres, ha sido distinguido con la Gran Cruz de la Orden Civil del Mérito Alimentario por su contribución al desarrollo del sector vitivinícola español. El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, le ha impuesto dicha condecoración en un acto celebrado en la sede de ministerio en Madrid, presentándolo como «un pionero en materia de medio ambiente, trabajando con respeto por la tierra y la tradición, a la vez que con una apuesta por la innovación a través de una continua búsqueda de la excelencia y compromiso ambiental».

En su discurso de agradecimiento, Torres, quien ha asistido acompañado de su esposa Waltraud Maczassek, ha resaltado cómo la tradición familiar ha pasado de padres a hijos hasta la quinta generación actual –sus hijos Miguel y Mireia están hoy al frente de la bodega–, y ha alertado de la gravedad del calentamiento global, que está causando estragos en los viñedos, y de la necesidad de que se concedan ayudas a la viticultura para tomar medidas para adaptar los viñedos a las consecuencias climáticas. También ha agradecido a su esposa por la labor de tantos años de decisión familiar, que le permitió a él centrarse en el desarrollo de la empresa.

Enólogo y miembro de la cuarta generación de Familia Torres, Miguel A. Torres se incorporó al negocio familiar en 1962. Contribuyó a modernizar el sector del vino español con la introducción de técnicas vinícolas como la fermentación en frío, el cultivo de variedades internacionales y la elaboración de grandes vinos como Mas La Plana, Milmanda o Grans Muralles. En 1979, puso en marcha una bodega en Chile y, a principios de los años 80, inició la recuperación de variedades ancestrales catalanas, un proyecto que hoy están impulsando con fuerza sus hijos. En 1991, asumió la presidencia de la empresa tras el fallecimiento de su padre. Su compromiso con la ecología y su preocupación por el cambio climático le llevaron a crear, en 2008, el programa ambiental Torres & Earth para reducir las emisiones de CO2 y adaptarse al nuevo escenario climático, a lo que destina anualmente el 11% de los beneficios. En 2019 fundó, junto con la bodega californiana Jackson Family Wines, la asociación International Wineries for Climate Action para liderar la descarbonización del sector a nivel global. En 2021, la bodega redujo un 35% su huella de carbono y para 2030 tiene el objetivo de reducir el 60% de sus emisiones y alcanzar las emisiones cero netas antes de 2040.

Asimismo, es autor de varios Libros sobre viticultura, entre ellos ‘Viñas y vinos’, editado en 1977, y ‘Vino español: un incierto futuro’, publicado un año más tarde. Entre los reconocimientos que ha recibido, destacan el que le concedió el gobierno de chileno en 1996, la Orden ‘Bernardo O’Higgins’ por su contribución al desarrollo vitivinícola de Chile o Man of the Year otorgado por la prestigiosa revista Decanter en 2002. Además, Familia Torres fue distinguida en 2013 con la Placa de Oro de la Orden Civil del Mérito Agrario, Pesquero y Alimentario «por su carácter innovador y proyección internacional».

www.torres.es

Leer más

González Byass, Fitesa y Alltech Crop Science han arrancado el proyecto Planet of Plenty™ Partnership con la firma del acuerdo de colaboración por parte de Salvador Guimerá, director de producción de González Byass Jerez; Urbano Herrero, CEO de Fitesa, y Pedro Navarro, General Manager de Alltech Crop Science.

El objetivo de este nuevo proyecto es «minimizar el impacto medioambiental en la producción de vinos de González Byass». Para esto, Alltech Crop Science y Fitesa analizarán el proceso productivo de la uva, con la finalidad «de identificar las actividades de mayor emisión de gases de efecto invernadero e implementar las acciones más adecuadas para su reducción».

Este acuerdo de colaboración tiene como misión «desarrollar programas de sostenibilidad manteniendo un enfoque preventivo, promoviendo una mayor responsabilidad con el entorno ambiental y minimizando el impacto de las actividades agrarias».

Planet of Plenty™ es una iniciativa de Alltech, que refleja su compromiso con el Pacto de Naciones Unidas (Global Compact) y su visión de un planeta sostenible a través de la colaboración y la innovación del sector agroalimentario. Como primer paso, se evaluará la huella de carbono en el viñedo de González Byass, «lo que establecerá el punto de referencia para implementar y ejecutar las acciones necesarias para la mitigación de dicha huella».

Esta colaboración, liderada por FITESA, empresa con 40 años de experiencia en la distribución de productos para el sector agrícola, resulta imprescindible como punto de unión entre González Byass y Alltech Crop Science. Su Protocolo Fitesa G2FM ‘Global Farm Fitesa Management’, «nace de su pasión e inquietud por la investigación y el desarrollo de soluciones personalizadas para que la agricultura sea más sana, segura, productiva y resiliente».

Para Alltech Crop Science la asociación con Fitesa y González Byass «representa un claro ejemplo de trabajo conjunto para demostrar que la agricultura tienen un papel fundamental en la protección del medio ambiente». Esta gran alianza «es un paso más hacia la sostenibilidad y un proyecto único contra el cambio climático y la optimización del uso de los recursos naturales».

www.alltech.com/spain

Leer más

Bodega Cuatro Rayas ha anunciado la instalación de un parque de paneles solares. La nueva infraestructura tiene como fin generar y aportar energía fotovoltaica a los dos centros de trabajo de la cooperativa –con sede en La Seca (Valladolid)–, que acogen las dependencias necesarias para las operaciones de elaboración, producción, embotellado, almacenaje y logística de la bodega, especialista en elaboraciones de calidad bajo denominación de origen Rueda. Con este proyecto «se optimiza el suministro energético de Cuatro Rayas a partir de energía solar, un recurso renovable y limpio, y se minimiza la dependencia de combustibles fósiles, lo que consecuentemente reduce el impacto en el medio natural».

El parque solar se compone de 992 placas fotovoltaicas que se han instalado en un terreno agrícola próximo a la bodega «y se ha procurado su integración de forma respetuosa en el entorno». Cada uno de los paneles que componen la infraestructura energética es capaz de generar 400kw, permitiendo suministrar de forma eficiente un alto porcentaje de la energía que la actividad de la bodega requiere durante las horas de sol. Además, el nuevo parque fotovoltaico permitirá la reducción del impacto en el medio natural de la bodega a lo largo de los 25 años de vida útil previstos para la instalación solar, con una inversión de 338.000€.

Cuatro Rayas cristaliza esta filosofía verde bajo el emblema ‘green & social’, «un sello que ampara el compromiso de la bodega de la D.O. Rueda por el respeto al medio ambiente y hacia las personas: el diseño representa una uva y una cara sonriente conectadas por dos flechas que forman un círculo y pone de manifiesto la interdependencia de la sostenibilidad del medio natural y el bienestar de las personas que habitan en él».

https://cuatrorayas.es/

Leer más

Publicidad

  

 

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito


Entra en el Kiosco para accecer a tus suscripciones, descargar revistas en abierto, comprar ejemplares, ...

Publicaciones recomendadas

Colaboramos con: